21-4-1994 Cuando tocamos el cielo con las manos

Mi vida, que ya comienza a ser larga, está llena de fechas, de recuerdos, de efemérides, pero 1994 lo tengo  tatuado en mi cabeza de una manera muy especial. Ocurrieron las 2 cosas que mas me han hecho disfrutar, nació mi hijo 2 meses después de que mi club, mi Penya, tocara el cielo con las manos. Cuando miro a los ojos de mi hijo tengo claro que él fue lo más importante, pero es que ver a Villacampa levantar el trofeo que nos hacía los mejores de Europa fue tan grande que aun creo estar sintiéndolo.

Juanan y Tomàs cumplieron la promesa de raparse el pelo si ganábamos.

Os invitamos desde aquí a que nos acompañéis en éste recorrido por la página más brillante de nuestra historia que salpicaremos de fotos, enlaces a estadísticas y a algunos de los innumerables vídeos colgados para recordar éste momento. Y esperamos que con la colaboración de todos vosotros revivamos esos momentos y así hacer sentir a los más jóvenes que un grupo de “insolentes” fueron capaces de asaltar un trono de reyes, de los más grandes.

El Joventut fue y es Campeón de Europa.

Clica aquí para entrar en una página llena de imágenes, recuerdos y estadísticas, de como la Copa de Europa llegó a ser nuestra.

Si tienes algo que creas que debería estar aquí, háznoslo llegar.

________________________________________________________________________

Eran las 7 de la mañana y sin ni siquiera haber tomado café, nos miramos y sin decirnos nada nos fundimos en un sentido abrazo. Él rompió en un mar de lágrimas y con su voz temblorosa unida a sus sollozos balbuceó:

“ho hem aconseguit, som els millors” (lo hemos conseguido, somos los mejores)

Quién decía ésta frase era un amigo, un compañero de los que junto a un café pasábamos horas hablando de nuestra pasión: La Penya.

La penya campeona de copa por primera vez en campos muy distintos a los de ahora. Foto: Penya.cat

Había nacido casi con el club, concretamente 3 años antes. Había vivido el ascenso del club, las primeras ligas, incluso había disfrutado sobremanera con aquella primera copa en Burgos frente al R. Madrid por 41-32. Metido como había estado toda su vida entre periódicos podía sin demasiado esfuerzo seguir la información del Joventut. Dicen, 424 el Noticiero etc, etc. Diarios de otra época en la que destacaban las hazañas de unos aguerridos muchachos de provincias que ponían contra las cuerdas de cuando en cuando a todo un representante de la capital y de muchas más cosas.

Siempre discutíamos sobre que jugadores fueron mejores. Él defendía que la llegada de Eduard Kucharski cambió el pensamiento del club. Eso unido a la aparición del primer Margall y la llegada de Buscató dio un cambio en el concepto y cambió la manera de jugar. Yo sólo escuchaba y disfrutaba de una historia viva del Joventut, de la sabiduría de quién había vivido tanto verd-i-negre.

Hace tiempo que no nos vemos, las circunstancias de la vida nos ha separado, pero seguro que allá donde esté recordará aquél abrazo, aquellas lágrimas porque una vez fuimos los mejores y lo disfrutamos. ¡Y como!

Cuándo comentamos la idea de éste artículo pensábamos en que enfoque darle, si hablar de los partidos, si recordar aquellos 4,8 segundos, los más largos de la historia, no sólo por lo que significaba si no porque alguien olvidó darle cuerda al reloj después de aquellos tiros libres que el arrogante Papsaplj falló, y según cuenta la leyenda urbana, ese fallo vino ayudado porque Villacampa le susurró al oído, motivado por el desprecio que les habían hecho minusvalorando la capacidad de los Badaloneses para ganar:

“Dijisteis que ya eráis campeones y ahora lo tenéis que demostrar”

Dudábamos si comentar que fue una Copa de Europa arrebatada a los poderosos del fútbol en España y rivales irreconciliables del Joventut, al R. Madrid en cuartos de final y al Barça en Tel-Aviv, en toda una semifinal. Y con suficiencia  a ambos convirtiéndonos en el primer equipo ACB que lo conseguía.

O si comentar que no fue fácil, que por el camino hubo muchos sin sabores y derrotas de las que levantaban ampollas y cabreos en unos jugadores, que ya no tan jóvenes vestían la camiseta verd-i-negre.

Delante del Olimpic se congregaron alrededor de 20.000 personas

Decidimos hablar de sentimientos, en como nos sentimos y como lo vivimos. Como Badalona más que nunca y por extensión todo el País se levantó lleno de júbilo para celebrar la victoria más grande y más justa que se vivió en los alrededores del Olimpic. 2 años antes un triple a falta de 2 segundos nos arrebató la gloria de las manos, cuando ya la tocábamos y ahora la justicia se alió con nosotros.

Decidimos recordar como TODA Badalona estaba en el Ayuntamiento y nos abrazábamos unos con otros sin conocernos.

Una promesa sin cumplir. Desde aquí la reclamamos.

¡Que más da! Éramos Campeones de Europa y nos unía el sentimiento de la felicidad, del saber que aquello que estábamos viviendo nunca lo olvidaríamos y siempre hablaríamos de ello cuando el tiempo pasara.

Pensamos en hacer un homenaje recordando a aquellos héroes: Ivan Corrales, Dani García, Oriol Gonzalez, Joffre Lleal, Jorge llorens, Dani Perez, Cesar San Martín, Rafa Jofresa, Tomàs Jofresa, Jordi Villacampa, Corney Thompson, Juanan Morales, Ferran Martínez y Mike Smith dirigidos por Zeljko Obradovic que consiguieron escribir la página más grande jamás escrita en verd-i-negre.

Hemos querido explicar algunos de los muchos sentimientos y emociones que aquél día salieron a relucir. A quién más quién menos se le escapó una lágrima aquella noche y la siguiente porque aquél momento fue una deuda que la historia y el destino saldaron con nosotros. Lo que nos arrebató con un triple inverosímil nos lo devolvió con el triple de Corney, los fallos de Paspalj y el que nadie se percatara que alguno andaba parando el reloj para que la historia nos fuera esquiva. No, esta vez salió cara y aquél día nadie lo podía poner en duda, fuimos los mejores.

El escribir estas lineas me han vuelto a aflorar los sentimientos y emociones de aquellos días. Los recuerdos del día en el que aquellos “locos” que montaron la Penya spirit of Badalona debieron pensar: “La que hemos liado”

Gracias a todos los que hicieron posible que hoy, 16 años después y al escribir estas lineas me haya vuelto a emocionar y se me haya vuelto a escapar alguna lágrima porque aquél dieron todo el sentido a la frase que el propio entrenador acuñó:

“Ser de la Penya es un forma de entender la vida”

Celebracion en el vestuario, la copa de Europa ésta vez sí vendría a Badalona

Anuncios

10 comentarios

  1. […] llena. Fue un gran evento en aquella época pero para nada comparado con el triunfo de la Euroliga. En el 94, delante del pabellón, se reunió tanta gente como para rellenar 10 veces la Plaça de la […]

  2. Doncs juraría que encara no hi ha cap carrer amb el nom del club!

  3. Esta fecha parece que esta marcada para ser historica.
    nacio una leyenda, nos ha dejado otra y fue el cenit de un club de leyenda.

  4. hasta siempre Samaranch:(

  5. Yo soy uno de los que lo vivio en la distancia, o sea fuera de Badalona. Por aquella epoca para la gente de mi edad ya era raro que te gustase el BA-LON-CES-TO y mas aun que no fuese uno de los dos CF, pero ese dia me senti orgulloso de esa elección, tanto que con 16 añitos decidi imitar a Juanan y a Tomas.
    Por si a alguien le sirve de algo deciros que tengo toda la prensa de ese dia guardada como un tesoro, si os sirve de algo la podria escanear.
    Salut i FORÇA PENYA!!!

    • Yo también tengo mucha de la prensa que salió. Incluso tenía diarios como L’Equipe o el corriere, son los que he escaneados.
      Si tienes alguno o algo que creas que estaría bien enseñar, ya estás escaneando 😉

      Posdata: El póster que he colgado estuvo mucho tiempo en la puerta interior de mi armario. Mi mujer no me dejaba colgarlo en la pared de la habitación je je je je

      • El problema de las mujeres lo arrastramos muchos, todos esos diarios que te digo los tengo en casa de mi madre, asi como 15 años de Gigantes!!

  6. Força Penya, entonces, ahora y siempre

  7. Podremos pasar malas épocas, baches, momentos dificiles… Pero hubo una época en la que fuimos los mejores de Europa, y eso es algo que nadie nos puede quitar.

    Força Penya!

  8. Uffff, tinc un nus a la gola…

    El día 21 de Abril de 1994 cumplía yo 18 añitos, y la victoria de la Penya en la Copa de Europa fue el mejor regalo de cumpleaños que he recibido y recibiré en mi vida…

    Grandísimo artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s