Educación en el deporte capítulo 3: El anclaje

Apreciados padres y madres:

Todos hemos vivido en un momento u otro la “caída” de nuestro hijo o hija (cuando pierde un partido, cuando suspende un examen, cuando no tiene amigos…) y lo que experimentamos es un profundo dolor; nos cuesta soportar su cara de decepción, esa tristeza en sus ojos, esa cara que mira al suelo de la derrota y no se siente capaz de volverla a levantar.
En el deporte las “caídas” son frecuentes y su frustración habitual, lo cual es bueno para su educación, para entrenarse para la vida (aunque no sea lo que nosotros sentimos en ese momento, nuestro instinto protector, de que no sufra nos supera demasiadas veces).
He pensado, en este tercer escrito, que os sería útil transformar esa frustración, esa “caída” en algo positivo para que se lo lleve para la vida. Los padres y sobretodo los entrenadores podemos ser capaces de transformar la rabia, la decepción o el desánimo en algo positivo que les sirva y les haga fuertes.
¿Cómo?
No es tan difícil, hay diversas técnicas que utilizamos en educación emocional y que TODOS podemos utilizar para transformar lo que imaginamos imposible. Aquí va pues un ejemplo sencillo.
Se trata de ver (si puede ser juntos en familia, o el equipo con su entrenador) un video de 3 minutos que adjunto abajo.
-Decidles únicamente que es dels Castellers de Girona que se han propuesto subir las escaleras de la Catedral de Girona que son muy largas (no digáis nada más)
-Mientras los ven, observar si cambia la expresión de su cara al verlo (si cambia es que lo han interiorizado).
-Al final, después de la última frase hablad sobre ello.
-Y a partir de entonces, cuando pierda o falle una canasta…. cuando se produce esa “caída”  preguntadle con una sonrisa “¿que hemos de hacer cuando nos caemos?” y esperar tranquilamente a que nos responda “levantarnos y luchar hasta el final”, y si quieres puedes rematar con “lo llevas dentro” (Recordad que si queréis acompañarlos en el aprendizaje debéis estar tranquilos y con una sonrisa de compresión)
Nuestros hijos han de saber que la vida está llena de dificultades y hemos de enseñarles que no pasa nada porque podemos volvernos a levantar y seguir luchando hasta el final. Han de tener claro que no se admira al más bueno ni al que tiene más facilidad o talento, realmente a quien más se admira es a aquel que es capaz de volverse a levantar y seguir luchando con actitud positiva.
Hacer esto 3,4, 5 veces poco después de visionar el vídeo les producirá un ANCLAJE, una herramienta a la que recurrirán siempre, en los estudios, en el deporte, en la vida, que los animará cuando “caigan” a ir hacia delante y luchar hasta el final.
Como os decía un método fácil para transformar la rabia, la tristeza o la decepción consigo mismo en algo positivo que les ayude a ser fuertes por dentro.
Os atrevéis a probarlo?

Cristina Gutiérrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s