Doble victoria de Ademar en La Plana

Foto: Francesc Balletbó

El básquet ya resuena en el bressol sin solución de continuidad. Todos los pabellones llenos de partidos, jugadores corriendo la pista, entrenadores dirigiendo en la banda. El baloncesto en su mayor esencia.

Pero hoy tocaba visita a la Plana, uno de esos santuarios del basquet ya que medían sus fuerzas 2 de los equipos con mayor potencial de la ciudad, el Júnior del Sant Josep disputaba el liderato del grupo de B de preferente a Maristes Ademar.

Pero antes vivíamos otro derbi, en Junior de 1er año se enfrentaban 2 de los equipos favoritos de la categoría, el local ademar que recibía a Ssant Andreu de Natzaret, dónde juegan hasta 3 jugadores que la temporada pasada vestían la camiseta roja de Ademar.

Ademar vs Natzaret Foto: Francesc Balletbó

Partido emocionante y muy igualado durante todo el encuentro. Los locales con algunas bajas importantes y jugadores recién salidos de diferentes lesiones, complementado con un jugador Cadete que a la postre resultó ser el mejor del partido, se veían con dificultades para llevar el partido a un desarrollo cómodo. Un mal tercer cuarto de los de rojo, en el que estuvieron sin anotar una canasta en juego hasta el minuto 7 llevó a un último cuarto con incertidumbre en el marcador. La ventaja oscilaba entre los 8 y 10 puntos, hasta que en los 4 minutos finales varias jugadas de mérito de los Maristencs llevó el luminoso hasta el 78-61 final.

Y acto seguido y sin tiempo para tomar aire, los jugadores ya saltaban a calentar y el público a llenar unas gradas que quién no haya visto nunca un partido de este tipo, no se lo p

uede imaginar. A muchas canchas de ACB les gustaría tener un ambiente como el que se vive en estos derbys. Las gradas llenas de jugadores, entrenadores, aficionados y familiares daban un ambiente a un campo que respira básquet como pocos. ¡Un campo hasta la bandera!

Comenzó una rueda de calentamiento que enseñaba las posibilidades de lo que podríamos degustar a continuación. Más que una rueda parecía un concurso de mates. De todas las maneras y de todos los colores. Pero una vez terminada esa demostración de fuerza, llegaba el partido, llegaba el baloncesto.

Foto: Francesc Balletbó

El partido dio inicio con una ostensible diferencia de intensidad y de ánimo. Los jugadores de Sant Josep enseñaban una garra y una concentración que hacían que los rebotes o los balones divididos cayeran en manos amarillas. Aún así, el empuje de los de rojo fue ganando en intensidad y después de varias alternativas, Maristes se situaba por delante en el marcador al descanso 34-31. El partido hasta ese momento había sido más intenso que con calidad, pero la emoción y el ambiente presagiaban que lo bueno estaba por llegar.

El descanso sirvió para que en los vestuarios los entrenadores explicaran por dónde querían llevar el partido. También sirvió para que el publico saliera a respirar un poco de aire (y muchos a fumar) porque el ambiente dentro del pabellón era de los de las grandes ocasiones. Un trago de agua, un par de respiraciones profundas y para dentro, que lo mejor estaba por llegar y había que co

ger sitio.

Comenzó la segunda parte con un Maristas más centrado, con el tempo de partido dominado desde la posición de base y jugando bien al baloncesto. Pero el equipo visitante venía con ideas de ganar y contestaban con acciones de mérito a las canastas locales. Fueron unos minutos de buen baloncesto que hacían olvidar lo mucho que se jugaban los 2 equipos. Asistencias acrobáticas, canastas elaboradas e incluso un mate en un contraataque que arrancaba los aplausos de la grada. Pero nadie tomaba distancia y el marcador, al final del tercer cuarto, era de 49-48. Todo por decidir.

Foto: Francesc Balletbó

El último cuarto comenzó con una situación que parecía que rompería el partido en favor de los locales. Una pequeña ventaja de Maristas cortada en seguida por un tiempo muerto visitante. No se rindió Sant Josep y volvió a igualar el partido jugando la baza de la presión. Subida de lineas defensivas, 2 contra unos constantes y respuestas rápidas a las acciones de Maristes. Llegamos igualados

a los últimos minutos, momento en el que los 2 equipos se pusieron en zona, y se jugaron la suerte del partido al acierto en la linea exterior. Y aquí Ademar estuvo con más tino y llevó el partido a su favor. Una pequeña ventaja en el marcador pero que nunca fue definitiva. A falta de 28 segundos se ponía 6 arriba pero un triple visitante volvió a estrechar el marcador. Se sucedieron las habituales faltas seguidas de errores en los tiros libres que hizo que hasta el último segundo, Ademar no pudiera saborear la victoria por 69-64. Un triunfo que le concede el liderato del grupo B de preferente y que le acerca a la disputa de la Copa que será al final de la primera vuelta y que sólo el líder la disputa. Un premio por el que los 2 contendientes pelearon y ofrecieron un espectáculo de básquet a la altura del mejor de los campeonatos.

Sin duda una tarde de buen baloncesto y de emoción. El balon

cesto ya ha llegado a la ciudad, y sin duda los aficionados lo disfrutamos.

El bressol está más vivo que nunca.

Foto: Francesc Balletbó

Desde el salto incial el partido estuvo lleno de intensidad. Foto: Francesc Balletbó

Ademar vs Natzaret Foto: Francesc Balletbó

Ademar vs Natzaret Foto: Francesc Balletbó

Ademar vs Natzaret Foto: Francesc Balletbó

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s