Educación en el deporte capítulo 10: No al desànim

Cristina nos envia una carta suya publicada en La Vanguardia. Sin duda un escrito que nos debería hacer reflexionar y tomar las ensañanzas que en ella nos propone. Seguro que eso nos hace mirar hacia adelante y sonreír.

Cristina ens envia una carta seva publicada a La Vanguardia. Sens dubte un escrit que ens hauria de fer reflexionar i prendre les acarnissament que en ella ens proposa. Segur que això ens fa mirar cap endavant i somriure.

No al desànim

Sempre, al llarg de la història, hi ha hagut motius per queixar-se, per desanimar-se i també per abandonar. Avui dia seguim igual. Motius per queixarnos ens en sobren. És per això que, en aquests moments de retallades i desànims, resulta admirable veure aquests herois quotidians.
Parlo d’aquells que la majoria respectem, no perquè tinguin una petita fortuna, ni tan sols una feina reconeguda, sinó dels que ens donen una lliçó de vida amb la seva capacitat de lluita, d’aixecar- se una vegada i una altra i seguir lluitant amb il·lusió i determinació.
Aquells que no es queixen mai perquè estan massa ocupats en fer cada dia la seva feina, de la millor manera possible i amb molt d’orgull.
Potser els polítics podrien prendre nota que per aconseguir l’admiració dels ciutadans i reflotar aquest país han de fer com aquests herois quotidians.

I nosaltres, per una altra banda, també tenim dos reptes: deixar de queixar-nos i començar a actuar, i treure del vocabulari les paraules abandonar i desànim.

 

No al desánimo

Siempre, a lo largo de la historia, ha habido motivos para quejarse, para desanimarse y también para abandonar. Hoy en día seguimos igual. Motivos para quejarnos nos sobran. Es por ello que, en estos momentos de recortes y desánimos, resulta admirable ver estos héroes cotidianos.
Hablo de aquellos que la mayoría respetamos, no porque tengan una pequeña fortuna, ni siquiera un trabajo reconocido, sino los que nos dan una lección de vida con su capacidad de lucha, de levantarse una y otra y seguir luchando con ilusión y determinación.
Aquellos que no se quejan nunca porque están demasiado ocupados en hacer cada día su trabajo, de la mejor manera posible y con mucho orgullo.
Quizás los políticos podrían tomar nota de que para conseguir la admiración de los ciudadanos y reflotar este país tienen que hacer como estos héroes cotidianos.

Y nosotros, por otra parte, también tenemos dos retos: dejar de quejarnos y empezar a actuar, y sacar del vocabulario las palabras abandonar y desánimo.

CRISTINA GUTIÉRREZ
Santa Maria de Palautordera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s