¿Los milagros existen? Unicaja Málaga – FIATC Joventut

Me gustaría empezar la previa con una frase del entrenador y ex-jugador galés de fútbol John Benjamin Toshack.

El domingo me cargaría a todos los jugadores. El martes, sólo a ocho. El jueves creo que los culpables son sólo dos o tres. Al final acaban jugando los mismos once cabrones de siempre.

Esta frase indica casi a la perfección mi estado de ánimo y optimismo respecto al equipo. Imagino que los logros de los niños de Badalona también ayudan, al igual que el espíritu navideño, pero yo quiero confiar en el equipo y más concretamente en las palabras de Báez sobre la tranquilidad, la confianza y las sensaciones. Quiero creer porque es un equipo que ha demostrado que sabe luchar y morder. Por eso da más rabia ver abominaciones como las del domingo pasado donde vimos a unos jugadores de baloncesto de un equipo guipuzcoano jugar contra un grupo de hombres que casualmente llevaban nuestra camiseta puesta, pero que ese día en concreto, no merecían ni ser llamados jugadores de baloncesto, ni equipo, ni mucho menos jugadores de baloncesto del equipo Joventut de Badalona. Fue una imagen muy dura que esperemos que no se repita. Se puede morir, pero se ha de morir matando siempre. La situación, como todos sabemos, es crítica. La jornada pasada, además del bochorno conocido por todos, le dimos una victoria a un equipo que tenemos por debajo en la clasificación por lo que, no solo no nos alejamos del descenso sino que permitimos que se nos acercaran. Y ahora nos quedan 6 partidos para terminar la primera vuelta. Ninguno de ellos es fácil, y visto lo visto, difícilmente hay partidos asequibles, pero deberíamos arañar una victoria en alguna de las visitas a Zaragoza o Alicante y esperar ganar a Valencia o Baskonia en sus visitas al Olímpic. Mucha esperanza para lo demostrado hasta ahora por parte de nuestro equipo. En el apartado médico, nuestro capitán, para gran sorpresa, sigue de baja, y se ha llamado para este partido al canterano Ventura.

Foto sacada del twitter de Norel hoy a ka llegada a Málaga.

Unicaja por su lado está disputando uno de sus mejores inicios de campaña en los últimos años, al menos por lo que respecta a liga Endesa. Tan solo ha perdido 3 partidos de los 11 jugados, sin ser ninguna de ellas inesperada o por paliza. Está siendo un equipo sólido, que en casa solo ha perdido contra el Madrid con una muy buena actuación de Rudy. Unos datos no demasiado prometedores para la esperanza de conseguir una victoria. Por otro lado, para levantar un poco los ánimos, aparte de las ya conocidas bajas del alero Tremell Darden y del ex-verdinegro Uros Tripkovic, son seria duda para este partido el letón de infausto recuerdo verdinegro Kristap Valters y el escolta que cuajó una muy buena actuación en la soberana paliza que arremetió el Unicaja al Joventut la temporada pasada, sí, esa que es récord negativo de nuestra historia, esa misma, Gerald Fitch. Aunque conociendo nuestra suerte, no solo jugarán, sino que nos harán un roto. En definitiva, un partido muy complicado, el que más después de la visita al Blaugrana, y que no invita demasiado al optimismo. Pero lo bonito del basket es que nunca se sabe qué pasará, como la pasada semana.

Análisis del rival: Unicaja de Málaga.

Bases:

La baja de Valters alterará la rotación habitual de bases de Unicaja. Se supone y espera que el alemán E. J. Rowland juegue bastantes minutos y el relevo se los de el combo-guard Mark Payne, jugador del Clínicas Rincón, que ya debutó con el primer equipo frente a Estudiantes en la jornada 10 y que dejó buenas sensaciones. Rowland es un base fuerte, que puede ayudar al rebote, sin tiro de tres y bastante irregular en la dirección de juego. De momento no se está pareciendo al jugador fichado de la Lega, donde demostró un buen juego y bastante más instinto asesino. Payne, con 2’03, por su lado es un jugador polivalente. Su estatura y manejo del balón le permiten moverse entre los puestos exteriores, dando un buen rendimiento en las tres posiciones, siendo la de escolta donde se encuentra más cómodo. Una pareja, en teoría, no especialmente peligrosa en ataque, pero que puede suponer un problema para que anoten nuestros bases, especialmente en el caso de un Jeter que tiene que reivindicarse como supuesto líder exterior del equipo.

Aleros:

Saül Blanco. Foto: ACB.com

Hay dos posibles lecturas sobre la fuerza en las alas de Unicaja. Una con un Fitch sano y otra sin Fitch. Según los servicios médicos, es seria duda, y en el caso de que jugara, sería bastante mermado. Sería una gran alegría que definitivamente no jugara, ya que su estado de forma en los dos últimos partidos ha sido muy bueno. Excelente anotador, con capacidad para crearse sus propios tiros, con una muñeca desde el triple que puede ser letal si está desatado y bastante fiable desde el tiro libre. Además, también ayuda bastante al rebote. La baja del alero titular Tremell Darden ha supuesto un importante aumento de minutos del croata Peric y del hasta ahora banquillero Saúl Blanco. El croata ha sabido responder a la perfección y lleva unos dos últimos partidos bastante buenos, en especial frente a Estudiantes, donde hizo bastante daño con sus puntos y sus rebotes. Jugador no especialmente alto y sin tiro de tres pero con capacidad anotadora desde dentro del perímetro. Sus suplentes un Saúl Blanco cuyo cartel de joven promesa cada vez se diluye más y el sempiterno capitán verde Berni Rodríguez, que sigue como siempre, un perro de presa en defensa con el triple siempre amenazando.

Pívots:

Garbajosa lanza ante la oposición de Trías. Foto:ACB.com

La parte más fuerte del equipo y el lugar por donde, posiblemente, nos den el mayor baile. Joel Freeland, Luka Zoric, Jorge Garbajosa, Nedzad Sinanovic y Cesar Lima. Una batería de pívots que está rindiendo a gran nivel, cada uno en su rol. La pareja titular la forman Freeland y Zoric. El británico empezó el año como un auténtico vendaval, llevándose por delante todo pívot que le pusieran enfrente. A partir de la jornada 8 su rendimiento bajó un poco de nivel, pero sigue cuajando buenas actuaciones y es el pilar interior de este equipo. Fuerte en el rebote y con gran capacidad anotadora, su único pero es, quizás, una mayor intimidación, pero eso no empaña para nada su grandísimo valor. Uno de los futuros dominadores de la competición si no viaja a los USA. Su compañero es el croata Zoric, MVP de la liga Adriática la pasada campaña, que parece que se está asentando en la competición después de un inicio bastante dubitativo. Su fuerza y sus 2’11 lo hacen un jugador rocoso en la pintura aunque no muy prolífico en el rebote. La rotación la completan un Garbajosa que parece estar viviendo una segunda juventud donde, sin ser el dominador que fue antaño, está dando buenos minutos con sus puntos, su tiro de tres, sus rebotes y su trabajo oscuro que tan famoso hizo el tema de los “intangibles”, un gigante de 2’22 llamado Sinanovic que, sin llegar a cumplir las expectativas de gran promesa que le albergaban los expertos, está haciendo una buena campaña, dando puntos bajo aro, rebañando rebotes y dando muchos centímetros a la zona unicajista. La promesa brasileña Lima, jugador vinculado del Clínicas Rincón, puede completar la convocatoria, aunque no creo que su participación o no en el partido sea clave.

¿Qué debe hacer el Joventut?

Pues no lo sé. Las más que posibles bajas de Valters y Fitch, unidas a la segura de Darden, dejaría a Unicaja sin sus 3 principales referentes exteriores, pero aún así sus suplentes y su juego interior son capaces de ventilar a nuestros jugadores de un plumazo, sobretodo si se repite la imagen de desidia y falta de ganas del partido frente a Lagun Aro.
Si Oliver mantiene su forma, Pooh despierta de una vez, Van Lacke vuelve a jugar como contra Cajasol y Obahosan tiene el día, podríamos intentar compensar su abrumadora superioridad en el juego interior. La batalla de los interiores yo la doy por perdida. Aunque Unicaja no es un equipo especialmente fuerte en el rebote ofensivo, son un auténtico fortín en el defensivo, donde dejan escapar muy pocos rechaces al rival. Tienen un cuarteto alto y versátil que puede hacer, y seguramente hará, mucho daño a nuestros interiores. Tengo especial miedo de un emparejamiento Garbajosa – Williams, donde Jorge, perro viejo de este deporte, se aproveche de lo verde que está nuestro Tay que, aunque es muy voluntarioso y luchador, es muy joven e inexperto, lo que puede aprovechar Garbajosa para sacarlo una y otra vez de la zona con la amenaza de su tiro y descolocar el balance defensivo. Báez debe intentar no desfallecer en su esfuerzo y seguir siendo nuestro puntal en la pintura, pero o los otros empiezan a colaborar, o la defensa se Unicaja se cerrará sobre él y el dominicano, aunque me disguste decirlo, no tiene capacidad para superar a los interiores de Unicaja por si solo sin ningún tipo de ayuda de Norel o Trias. Sería bueno contar con Llovet para los primeros minutos, si sale Freeland de titular, para que le de cuatro palos e intentar intimidarlo y demostrar que la zona del Joventut no es blanda, aunque sea él el único que se parte los cuernos. Norel debería ser la ayuda ofensiva de Báez, es el otro único jugador capaz de crearse canastas y el único con altura suficiente para hacer frente a Zoric. Su importancia en el partido de mañana es crucial, ya que de él depende el que las defensas se cierren sobre Eulis o no. Tay debe seguir con su entrega y lucha. Su esfuerzo nos da un plus importante, sobretodo en el rebote, donde consigue buenas segundas oportunidades. El día que deje de tener los detalles típicos de los novatos… Bueno, seguramente se irá. De Trias no espero nada.
Por el lado de los exteriores. nuestra única baza de ganar reside en que ellos compensen la diferencia en el juego interior. Si finalmente Valters y Fitch son baja, su gran peligro será, con toda seguridad, Peric. Como dije antes, Pooh debe despertar y asumir galones y empezar a liderar el equipo en la anotación, que el contrapunto defensivo ya es cosa de Oliver y Van Lacke. El planteamiento del partido depende mucho de si los dudosos de Unicaja juegan o no. Por su parte Obahosan, aunque no le toque, debería irse por encima de los 10 puntos. Y Jelinek… Bueno. Si anotara 10 puntos, se apretara un poco más en defensa y no se escondiera cuando los otros exteriores tienen el brazo escondido, yo me daría por satisfecho. Es muy importante recuperar a este chico para que, cuando vuelva Tomàs (un año de estos), se pueda tener un sexteto exterior de 3 anotadores y 3 defensores.
Nuestros exteriores deben tener un gran día para que tengamos alguna posibilidad de ganar.

Las claves:

– Que finalmente no jueguen Valters y Fitch.

– Que los nuestros tengan vergüenza torera y demuestren que quieren ser jugadores de baloncesto profesionales.

– Que las palabras de Báez sean verdad.

– No dejar solo a Báez en ataque por dentro. El dominicano necesita que haya otros jugadores que sean una amenaza para que las defensas no se centren en él. Aunque está siendo, para mi, nuestro mejor jugador hasta el momento, no es un jugador que sea capaz de tirar de un equipo él solo sin ninguna ayuda más.

– La pareja Jeter – Obahosan debe aportar como mínimo 25 puntos entre ambos.

– Sin Valters ni Fitch, obligar a Unicaja a que tire de 3 en vez de dejar que sus interiores reciban y tiren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s