¿Y ahora qué? Previa FIATC Joventut – Assignia Manresa

Empieza la segunda vuelta pero para nosotros es como empezar la temporada ya que, por fin, después de estas 2 semanas que nos han parecido 8 meses vuelve nuestro capitán. Si señores, nuestro capitán vuelve a la convocatoria y, teóricamente, debutará frente a Manresa. Empezamos la segunda vuelta con buen pie, esperemos que sea una señal.

Después de la victoria frente a Valencia, el Joventut ha recuperado las sensaciones de contra Unicaja y Madrid, pero quiero matizar un poco. Valencia Basket ha largado a su entrenador (una vez más) y no se ha clasificado para la Copa del rey. Es cierto que algo de mérito también tenemos por la victoria, pero los valencianos eran un equipo roto y los momentos de laguna que tuvieron no creo que vuelvan a suceder. Además, cuando se pusieron las pilas, tan solo les bastaron 2 jugadores para apretar el marcador. Vale que de Rafas Martinezes y Nicks Canner-Medleys solo hay uno, pero si De Colo llega a aprovechar su físico, a lo mejor otro gallo hubiera cantado. El equipo fue de más a menos y, en mi opinión, creo que se confiaron, sobretodo en el último cuarto, además del lógico bajón físico en una plantilla corta como la nuestra donde solo Tay destaca por tener un físico y resistencia a prueba a de bombas. La buena noticia, al fin, fue la vuelta a la actividad de Obahosan, por lo que no se le espera para el domingo. Una lástima, y me gustaría equivocarme, pero es así el nigeriano.
Pere TomasCon la vuelta de Tomàs, Maldonado podrá contar por fin esta temporada con el equipo al completo, aunque esto tiene trampa. Recordad que Norel volvió al equipo hará ya unas cuantas jornadas, pero su rendimiento ha sido intermitente y aún no ha jugado más de 15 minutos en un partido. Tomàs no será distinto. Aunque sea un guerrillero y un luchador, virtudes que no se pierden durante una lesión, Pere está totalmente fuera de ritmo de competición, y le llevará unos partidos coger rodaje, por lo que los que esperen que sea el salvador del equipo, que se vayan olvidando. Tomàs no creo que esté para más de 10 minutos durante al menos 6 o 7 partidos. Luego claro está puedo equivocarme, al igual que me equivoqué al valorar su progresión el año pasado, pero en temas de lesiones más vale tener paciencia y esperar que vaya cogiendo tono poco a poco, sin presión. Curiosamente, la lesión de Tomàs lo ha convertido, de cara al aficionado, en la estrella y pilar del equipo. Me recuerda un poco a lo que la lesión de Sabonis provocó en su estatus de leyenda. En definitiva, que tenemos una pieza más en la rotación, pero es una pieza que, salvo sorpresa mayúscula, no va a jugar en exceso, al menos este partido y el próximo. Por lo que la actitud debe ser la de la primera mitad frente a Valencia, aunque el espíritu de Lagun Aro planea demasiado bajo.

Nuestro rival será un Manresa que ya solo por el nombre ya sabemos lo que va a significar. Su 12ª posición es engañosa, ya que hasta casi la última jornada, han peleado por entrar en Copa del Rey. Su temporada está siendo de notable alto y la abultada victoria que nos endosaron en la primera vuelta no ha sido un hecho aislado. Victorias de mérito como la de la pasada jornada frente a Unicaja demuestran el posible nivel de este equipo que además ha acertado con los fichajes extranjeros y la vuelta a casa de Javi Rodríguez y Josh Asselin, que han recuperado el nivel y la conexión que les llevaron a irse a equipos con más aspiraciones (para fracasar en el intento, todo sea dicho). Para este partido solo contarán con la baja del eterno Montañez, otro que como en Manresa no hay otro lugar.

Como ya conocemos los jugadores, para esta segunda vuelta analizaremos el rival desde una nueva óptica.

Assignia Manresa: Sus peligros.

– La conexión Javi Rodriguez – Pívots. Después de una desastrosa etapa en Bilbao, Rodriguez volvió al lugar que le ha visto brillar más en su carrera, y la decisión ha sido totalmente acertada. Poco queda de aquel jugador que botaba y botaba sin saber que hacer por tierras vizcaínas. En Manresa Rodríguez ha recuperado su toque y eso le ha llevado a ser el máximo asistente del campeonato con casi 1 asistencia más por partido que el segundo clasificado. Rodriguez dirige de manera magistral a este equipo, en este entorno donde se encuentra totalmente cómodo. Además le acompaña un trío de interiores que ya sea por su potencia como por su facilidad anotadora, recogen una y otra vez el balón de Javi para anotar una y otra vez.

– El trío Doellman – Asselin – Downs. Estos 3 jugadores suman un promedio de 42 puntos por partido. Entre ellos 3. Doellman, Asselin y Downs suman MÁS de la mitad de puntos de su equipo (y del nuestro, todo sea dicho). Todos son grandes anotadores, fuertes y potentes. Incluso Asselin, anteriormente llamado blando, sumaestadísticas y pasota, demuestra actitud y entrega, aunque es el más flojo de los 3 en defensa, pero la marca “Manresa” significa que el peor defensor al menos pone ganas. Más que alguno de los nuestros. Doellman sigue demostrando que anterior campaña en Alicante no fue una casualidad y es el quinto máximo anotador de la competición. Especialmente bueno para ser un interior en tiros libres, es capaz hasta de anotar puntualmente desde el triple. La última pieza de este engranaje es la gran sorpresa Micah Downs. Una auténtica bestia de la naturaleza con una facilidad pasmosa para volar por encima del aro. No es un jugador ancho, del tipo comeniños, sino que es un jugador de músculo definido con una gran potencia. Un auténtico peligro cerca de la zona. Ninguno de los 3 coge muchos rebotes, pero que esto no engañe, el rebote en Manresa, por su estructura defensiva, está muy repartido.

– El espíritu Manresa. Aunque también podría llamarse espíritu Ponsarnau. El entrenador leridano, a lo largo de los años, le ha conferido al Manresa un carácter de lucha y entrega total, sobretodo en el Nou Congost, donde por momentos su intensidad defensiva y dureza recuerda a los Knicks de Pat Riley o a los Celtics del Big Three. Aunque este año es un poco distinto. Las puntuales explosiones anotadores de Doellman, Asselin y Downs han hecho de algunos partidos del Manresa un espectáculo menos férreo y más vistoso. La verdad es que Manresa suele bajar su pistón cuando juega fuera y no son tan temibles, pero después de humillar a Baskonia en Vitoria, a ver quien es el guapo que dice que fuera no son un peligro.

– Los secundarios. Román Montañez, junto a los 4 jugadores nombrados anteriormente, forman el núcleo duro de Manresa y dejan relativamente pocos minutos al resto. Pero eso no quita que tengan suplentes que pueden aportar puntualmente y que por no ser titulares no deben dejarse de lado y olvidarse de ellos. Hanga, Gladyr y Achara pueden dar minutos de calidad y mandarte el planteamiento por los aires si no los tienes en cuenta. Con la baja de Montañez Gladyr y Achara han aumentado mucho su presencia en cancha, y Gladyr en los últimos partidos se ha recuperado de un horroroso inicio de campaña para demostrar un buen nivel, donde ha sorprendido especialmente su aumento de rebotes. En definitiva, esa es la rotación básica de Manresa: Javi Rodríguez – Gladyr – Hanga – Downs – Doellman – Asselin – Achara.

¿Qué debe hacer el Joventut?

En primer lugar, jugar con la misma actitud y mentalidad que en la primera parte frente al Valencia. La primera parte de la pasada semana fue muy buena. Los jugadores tenían claro cual era su rol y lo cumplieron a la perfección. Incluso Jelinek respondió de forma bastante positiva. Por lo que queda claro cual es el camino a tomar para este partido, sobretodo frente a Manresa, que es un rival que, a diferencia de Valencia, no anda muy sobrado de talento. Son un equipo que se basa más en la anotación de 2 que desde el triple donde solo tienen un verdadero especialista como Gladyr (aunque no está siendo su mejor año en ese aspecto) y los arranques de Javi Rodríguez, que tanto te mete un triple de 9 metros como que tira 2 que no tocan ni aro. Son un equipo hecho para jugar en estático, pero la potencia de Downs les permite terminar algunas transiciones rápidas con solvencia. Aún así, Javi Rodríguez es el amo y señor del tempo del equipo. Oliver será clave en este aspecto teniendo que incomodar al máximo a Rodríguez. Sin Montáñez en el equipo, Manresa no tiene otra alternativa entre los titulares del perímetro para hacer llegar en buenas condiciones balones al interior. Cortocircuitar a Javi es cortocircuitar a Manresa. Jeter auguro que tendrá una noche difícil y que solo tendrá posibilidad de anotar de 3, ya que penetrar en la zona de Manresa con su físico es poco menos que una quimera. Aunque oye, quizás hasta nos sorprende.
Jelinek debe seguir la senda tomada frente a Valencia y ser un anotador fiable y un defensor esforzado. Si Jelinek demuestra ser una amenaza anotadora, Manresa tendrá más dificultad de cerrarse en la zona y dejará más espacios para nuestros interiores. Lo mismo va para Obahosan, aunque teniendo en cuenta que la pasada semana anotó 13 puntos, no espero que esta semana vuelva a anotar más de 10. Ojalá me equivoque. Van Lacke por su lado puede tener un partido más o menos placentero o bien bastante complicado, todo depende de como se despierte ese día Gladyr. Aunque bien pensado creo que Salva dejará a Van Lacke en defensa con Downs y a Obahosan con Gladyr. En todo caso, nuevo derroche físico por parte del argentino que esperemos pueda anotar sus 8-10 puntos para abrir la zona.
El juego interior volverá a estar animado. Nuestra rotación ha quedado definitivamente reducida a 4 jugadores, Báez, Williams, Norel y Llovet, cada uno con su perfil particular. Norel es el interior con movimientos en la pintura, el que tiene más armas para anotar (que no quiere decir que sea el que anote más) y un buen rango de tiro, Williams es el animal físico, todo derroche, todo entrega, todo contundencia. Sus constantes cargas al rebote ofensivo están siendo claves para que el equipo consiga segundas oportunidades y está siendo raro que capture menos de 7 rebotes. Báez es el más completo de todos, no destaca especialmente en nada pero puede aportar en todos los campos. Su rendimiento no es el de inicio, pero hay que tener claro que ese rendimiento era anómalo en Báez y ante la inoperancia ofensiva de Norel y Williams hasta hace bien poco, las defensas se han ido cerrando cada vez más sobre él. Llovet por su lado sigue aportando defensa, lucha y, sobretodo, fuerza. Es increíble que con esa estatura pare a jugadores mucho más grandes con su enorme fuerza. Cuanto debe echar de menos Mirotic a Llovet en el Madrid. Pues bien, he dicho todo esto para dejar claro que tenemos un juego interior polivalente, con ninguna ficha repetida y que, aunque en defensa seamos bastante madres, ya sea por la alergia de Norel por pegarse, lo verde que está Williams o las pocas capacidades defensivas de Báez, en ataque hacemos más daño del que pensamos. Nuestra carga del rebote ofensivo es, para mi, una de las mejores de la liga. Nos falta cerrarnos mejor en el defensivo, pero nuestros exteriores, a excepción de Van Lacke, no ayudan demasiado en este aspecto. Además Van Lacke se mueve demasiado por la línea exterior para cortar los pases y eso hace que cuando haya rebote esté demasiado lejos a no ser que el rebote salga muy largo. Por suerte Manresa no es un especialista en rebotes. Es un buen partido para aumentar un punto la intensidad en el rebote defensivo y mantener nuestra fortaleza en el ofensivo. Si conseguimos dominar el rebote en ambos lados de la pintura, el partido será nuestro si o sí.
Asselin y Doellman anotarán, sí, eso está muy claro, pero la clave está en que Downs no pueda aportar sus 12 puntos y Rodríguez no distribuya de manera cómoda. La presión defensiva tiene que ser asfixiante y las ayudas rápidas. En ataque tenemos que hacer que Manresa no se cierre en la zona, hay que saber anotar desde fuera (no necesariamente de 3) y dejar espacio para que Williams salte y Báez se mueva.
Pero sobretodo es un tema de mentalidad. Si no salimos concentrados, si creemos que por ganar a Valencia ganaremos a Manresa, no solo nos ganarán sino que muy posiblemente nos humillen. Con concentración, sin el apoyo de su público, la presión del nuestro y cerrando el rebote en ambos lados, la victoria debería ser nuestra.

Las claves

– Que nuestros exteriores sean una amenaza potencial para evitar que Manresa se cierre.

– Dificultar al máximo su circulación de balón y negarle a Rodríguez vías de pase fáciles.

– Cerrar fuerte el rebote en defensa y cargar en ataque.

– Negar el juego interior y dar un poco más de cancha a sus tiros desde el perímetro excepto si el que tira es Gladyr.

– Que Obahosan se equivoque y anote más de 10 puntos dos partidos seguidos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s