Un año y cuatro meses después… Previa Cajasol Banca Cívic – FIATC Mutua Joventut

Para empezar esta previa, voy a dar un dato que a muchos posiblemente les sea impactante. Las 3 victorias consecutivas que nos tienen, con razón, a todos con una euforia casi desmedida, y que nos parecen un hito muy lejano en el tiempo, es algo que hace tan solo 1 año y 4 meses que no ocurre. Y no es tan solo eso, sino que esa vez se llegó incluso a las 4. Con el siempre bien recordado por estos lares, Pepu Hernández.

La participación en la Copa del Rey y la humillante segunda vuelta nos hizo olvidar el gran inicio de año que hizo el Joventut la temporada pasada. Pero esta vez la situación es diferente. Las sensaciones son totalmente distintas.

English en una instantanea de la temporada pasada. Foto ACB.com

Aquel era un equipo de rachas, que ganaba por fogonazos de jugadores (principalmente Will McDonald y Carl English), y este que nos ha venido deleitando estas últimas jornadas es mucho más coral, con roles más definidos, sin ninguna gran estrella que tirase del carro, pero todos arrimando el hombro en el momento necesario. ¡Si hasta el irregular Obahosan anotó 12 puntos frente a Bilbao! Y con esto visitamos Sevilla, un partido de muchos reencuentros y con jugadores y entrenadores con cuentas pendientes.

El espectáculo que se vivió frente a Bilbao fue vital en varios aspectos. Aparte de conseguir 3 victorias consecutivas por primera vez esta temporada, se consolidó una línea de juego durante también 3 partidos, el equipo se reencontró con la afición y se dio un paso de gigante respecto a la salvación. Nos quedan más cerca los Play-Off que el descenso, algo que no habíamos vivido en lo que va de año. Todos estos factores dan una tranquilidad y una posibilidad de estabilidad en el juego a un equipo que muchas veces, aparte de apatía, ha pecado de nervios y falta de confianza. Salva parece que por fin ha logrado darle al equipo ese punto de intensidad defensiva que tienden a presentar en pista los equipos de Maldonado. No en vano, los partidos se han ganado con diferencias holgadas y que casi nunca se han tenido miedo de perder. Este es otro dato importante. Además, la mejoría de juego ha sido proporcional al nivel del equipo rival.

El Joventut del pasado miércoles fue muy superior al que vimos contra Fuenlabrada, y este a su vez también mejoraba en muchos aspectos al que hizo frente a Estudiantes. Y nadie dudará cual es el orden de calidad entre esos 3 rivales. Parece que por fin se ha encontrado una línea de juego a seguir y los roles cada vez están más definidos, algo que parecía difuso durante gran parte de la primera vuelta. Jeter, bajo mi punto de vista, se ha convertido en un excepcional revulsivo y jugador microondas. El base americano no sirve para dirigir ni para tomar el tempo al partido, tarea que está llevando a la perfección Oliver, pero si se le acompaña de Van Lacke en el puesto de 2 o de Barton desde el ala, que son los que marcan el ritmo cuando Pooh está en pista, Jeter se convierte en una arma mortífera de anotación. A su vez, Oliver es la cabeza pensante, lee el juego, dirige, manda y delega cuando toca. Van Lacke, liberado de pegarse contra los 3 rivales, muestra un nivel de juego y constancia no visto desde sus tiempos en Valladolid, creando, junto a Barton, una defensa del perímetro de una eficacia que hacia mucho que no se veía por estos lares. Para terminar, los 4 interiores están sabiendo rotar en cuanto a protagonismo. Las explosiones anotadoras de Báez son muy llamativas, al igual que los vuelos de Williams que copan los TOPs jornada sí, jornada también, pero Llovet cada vez se está adaptando más a la guerra que es la zona en ACB, compensa su falta de altura con una fuerza descomunal, y Norel, poco a poco, está adoptando un papel de chico para todo que, si os soy sincero, no esperaba que asumiera.

Una gran oportunidad se presenta para Trías que tendrá que suplir la ausencia de Baez. Foto: ACB.com

Pero evidentemente, esto es el análisis de 3 partidos. Curiosamente los 3 partidos desde la llegada de Barton y de una plantilla compensada. Casualidad o no, las directrices a seguir parecen claras. El único punto negro es la baja de Báez, que se notará y mucho, pero para muchos este es el momento ideal para que Trias salga de su ostracismo particular, de un paso al frente y demuestre que tiene orgullo y vergüenza torera.

El rival de esta semana es el primer equipo al que le hicimos un traje esta temporada. Y hacerle eso a un equipo de Joan Plaza es el equivalente a disparar al sobrino de un capo mafioso. Un acto imperdonable e imborrable que requiere vendetta. Por si no tuviéramos suficiente con lo motivado que sale siempre Plaza a enfrentarse a nosotros. Al igual que en los últimos partidos, recibimos al rival que deja el Barça, pero esta vez hay un punto distinto a tener en cuenta. La fatiga de jugar contra el Barça es la misma para casi todos los equipos de la ACB, pero el refuerzo moral que te da tumbarlo hace que el cansancio sea menos. La irregularidad de este equipo está siendo notoria, con partidos como los 2 contra el Barça este año o los cuartos de final de Copa y otros como la visita de Madrid a Sevilla o casi cualquier partido que jueguen como visitantes. Es un hecho que el rendimiento de Cajasol en Sevilla, salvo contadas ocasiones, es muy distinto del que muestra fuera. El único punto negro de una plantilla que, a mi modo de verlo, aspiraba este año a pelear por la cuarta plaza, pero que no acaba de conseguir una continuidad que le de el billete a esos puestos de privilegio. Aún así, en casa son un equipo a tener en cuenta, con peligros en todas en todas sus posiciones y con un Paul Davis que no ha hecho dos malos partidos seguidos en lo que va de año. Y contra el Barça su rendimiento fue entre malo y muy malo, por muchos 10 rebotes que cogiera. Las similitudes de sensaciones de este equipo con Bilbao son notorias, pero hay ciertos puntos clave distintos que hacen que el planteamiento del partido vaya a ser muy distinto. Juegan en casa, tienen su plantilla al completo y con los ánimos por las nubes. Un auténtico hueso. Pero pensaba lo mismo de ellos antes de su partido en Badalona.

Cajasol Banca Cívica: Sus peligros.

– La baja de Báez. El rendimiento de los últimos partidos de nuestro juego interior ha sido muy positivo, fuera de toda duda razonable. Pero eso se debe, en gran parte, al delicado equilibrio de fuerzas y funciones que cumple cada jugador. Williams, rebote y salto. Llovet, fuerza. Norel, multiusos. Báez, creación de tiros. La combinación de estas 4 posibilidades daba un juego interior complementario y efectivo tanto en ataque como en defensa. La baja de Báez es realmente grave porque es el único interior con facilidad para crearse tiros por si mismo. Bien es cierto que Norel también es capaz, pero le está costando desenvolverse en este aspecto como lo hace el dominicano, y Trias, el supuesto beneficiado en cuanto a minutos por esta baja, tampoco aporta esas cualidades que aporta el ex del Valladolid. Este hecho puede crear cierta saturación y bloqueo en el ataque interior verdinegro si Williams no se harta a rebañar balones y Norel se destapa, por lo que el ataque del Joventut se puede volver obtuso y, lo más preocupante, previsible. Un juego interior previsible desgasta menos a la defensa, y permite una frescura en ataque que hombres como Paul Davis no van a perdonar. El agujero dejado por Báez es demasiado grande como para que Plaza lo deje pasar. Esto puede ser bueno y malo a la vez.

– Plaza. Joan Plaza podrá caer mejor o peor (por estas tierras sevillanas más bien peor), pero es innegable su conocimiento técnico y táctico del baloncesto. Es un entrenador que puede pecar de sargento y encorsetado, pero sabe leer a un rival, sabe ver sus debilidades y qué debe hacer para martillear una y otra vez ese punto débil del enemigo. Pero le cuesta dirigir grupos. Su propio conocimiento del juego, muchas veces, le hace verse en una superioridad que transmite a sus jugadores que tanto se puede convertir en confianza y conseguir grandes resultados (Barça, Cuartos Copa) como de convertirse en vanidad y perderle totalmente la cara al partido (Badalona, partido frente al Madrid hace unas semanas). Por eso dije antes que el hecho de que Plaza conozca esa debilidad puede ser algo bueno o malo. Si se obceca en aprovechar ese punto débil va a convertir el ataque andaluz en algo totalmente previsible y más fácil de contrarrestar. Pero no sabemos con qué actitud veremos al Cajasol hasta que salgan a pista.

– Perímetro físico. La altura y el físico de los hombres exteriores que dispone Plaza es indudable, por no hablar de su consistencia defensiva (menos notoria en English y Tepic, es cierto). Estos datos lo convierten en un perímetro, a priori, complicado para el del Joventut, escaso de centímetros y sobrado de años. Si los sevillanos plantean un partido de contacto y duro, tenemos todas las de perder, sobretodo con un Jeter al que le pueden plantar una línea exterior formada por Satoransky (2’01), Tepic (2’02) y Urtasun (1’96), a la que si logra pasar le puede esperar Rubio (2’02) y Paul Davis (2’11). Un trago demasiado complicado hasta para nuestro revolucionado base que no llega al 1’80. Además, entre los escoltas veremos, muy posiblemente, un duelo muy igualado entre Urtasun y Van Lacke, jugadores de corte parecido, de trabajo oscuro y sacrificado.

¿Qué debe hacer el Joventut?

Nacho tuvo que verselas con Davis la temporada pasada. Foto:ACB.com

Al igual que dije frente a Bilbao, todo va a depender mucho de como salga Cajasol. Tenemos un día de descanso más que ellos, y su partido ha sido notablemente más cansado y de más desgaste que el nuestro, pero el plus que te da ganar en el Palau Blaugrana no se puede medir. Y no se puede medir porque o te puede dar una gran confianza o te puede poner por las nubes y confiarte antes rivales manifiestamente inferiores. Por desgracia, creo que en la cabeza de Plaza no sale salir relajado frente al Joventut. Y menos después de la afrenta en el Olímpic en la primera vuelta. A mi modo de verlo, la mejor manera de encarar este partido es la misma que contra Bilbao. Hay que aprovechar que Gescrap permitió que no se tuviera que disputar el partido durante los 40 minutos y el día más de descanso para salir a morder, como un huracán, desde el primer minuto y, a ser posible, lograr lo mismo que contra los vizcaínos, con un primera cuarto de gran anotación y que dejó un impacto en la retina de los de Katsikaris del que no lograron recuperarse en todo el partido. Un golpe rápido, certero, que les coja a contrapié, retrase su entrada mental al partido y los deje confundidos el suficiente tiempo como para que Oliver, Van Lacke y Barton cojan el timón del ritmo del partido y ya no lo suelten hasta el final. Por eso yo intentaría dar un nuevo golpe de efecto sorpresa con Jeter e intentar aprovechar su velocidad ante el posible cansancio acumulado inicial de Calloway y compañía para empezar a romper el partido, sobretodo con la ausencia de un Báez que notaremos y mucho.
Como comenté anteriormente, es más que posible que Plaza martilleé una y otra vez la zona verdinegra. Y no solo porque cuente con centímetros, un 4 móvil (perfiles que nos llevan haciendo daño toda la temporada)  y la ausencia de Báez, que también, sino porque cuentan con el, para mi, mejor pívot anotador del campeonato. Y es por eso que podemos aprovechar precisamente esto. Si Plaza es inteligente, usará a Davis al principio en momentos puntuales, confiando la jugada en su interior en un ataque para dejar el balón para Calloway/Satoransky/Urtasun/English en el siguiente, y así impedir un buen reajuste de la defensa verdinegra. Si por el contrario, Plaza deja paso a su lado visceral, usará una y otra vez a Davis, impidiendo que sus exteriores entren en el partido y permitiendo un paulatino cierre de la zona verdinegra, apoyada en los rebotes de Williams, la molesta altura de Norel y la carta del triunfo en este aspecto, la fuerza de Llovet. Paul Davis no es un pívot fuerte. Es alto y tiene grandes movimientos, pero para su altura, no es fuerte. En el partido de ida, si no recuerdo mal, Llovet fue capaz de pararlo alguna que otra vez con su físico, algo que Davis no esperaba. Ese Nacho ha evolucionado respecto a ese partido, y si en los primeros ataque es capaz de mostrar su fuerza frente a Davis, logrará meterse en su cabeza. Evidentemente, que todos estos factores se aúnen es complicado, pero nadie dijo que este partido fuera a ser fácil. Si creemos que por ganar a Bilbao de más de 20, a Cajasol nos lo pasamos por la piedra, no solo estaremos muy equivocados, sino que los que perderán de más de 20 seremos nosotros. La línea del último partido es la línea a seguir. Roles definidos, minutos repartidos para que ningún jugador tenga que reservarse, intensidad defensiva los 40 minutos, control del tempo. Todos estos factores los tenemos que repetir frente a Cajasol si queremos lograr esa ansiada cuarta victoria consecutiva que nos pondría más cerca de la salvación y, por qué no, soñar con la post-temporada.
Lo qué, en mi opinión, debe hacer cada jugador, ya lo he dejado claro. Tan solo esperar que Obahosan y Jelinek sean capaces de aportar de nuevo esos 20 puntos que tanto aire dieron el pasado miércoles. Una anotación repartida, aparte de la lógica dificultad a la hora de defender, da una confianza al equipo cuyo valor no se puede medir. Un jugador que siente que aporta aumenta sus prestaciones. Por eso es importante lograr que Trias entre también en esta dinámica de aportación y confianza autogenerada. Si Maldonado no es capaz de hacer eso con Jordi, lo pasaremos muy mal por dentro. El juego interior de Cajasol no es una rotación que podamos parar con tan solo 3 hombres más lo que pueda aportar Barton, que por cierto, no me gusta ni un pelo que llegue a jugar de 4 algunos minutos. Llevamos todo el año viendo la eficacia que pierde Van Lacke al trasladarle de su posición natural, y creo que con el Barton actual, los resultados serían parecidos a los del Van Lacke alero.

Las claves.

– Ingreso en la rotación de Jordi Trias. Es importante que podamos mantener la rotación de 4 interiores y mantener a Barton en su posición de 3.

– Implicación total. A excepción de Trias, en el pasado partido todos los jugadores se mostraron dentro del partido y aportando dentro de sus posibilidades. Este es un sello made in Maldonado que no debemos perder por nada del mundo ahora que lo hemos encontrado.

– Que Plaza se levante cruzado y se deje llevar por los instintos.

– Que ni se le ocurra a Salva poner a Jeter en los momentos que el equipo necesite serenarse, aunque sea para iniciar una remontada.

– Buena selección de tiro. Últimamente estamos encontrando con más facilidad posiciones de tiro cómodas y buenas. Es algo que no debemos olvidar y volver a esas tormentas de tiros de 3 sin mucho ton ni son.

Anuncios

3 comentarios

  1. Importantísima en mi opinión la baja de Eulis Báez no tanto para este partido sino especialmente en los tres siguientes:Canarias, Obradoiro y Valladolid, que de no jugarlos Eulis van a marcar si definitivamente estaremos salvados incluso aspirando a Playoff o sí volveremos a estar luchando por el descenso. Eulis es el único pivot que puede abrir el campo, tirar con cierta solvencia de 3, pasar, poner el balón en el suelo…y lamentablemente Trias está para jugar no más de 5 minutos. Me sorprende que no esté Todorovic. Efectivamente si Cajasol está a buen nivel lo vamos a tener muy complicado, e insisto la temporada nos la jugamos en los tres partidos siguientes.

    • Ganar en Sevilla seria un bonus track importante, pero no es una victoria obligatoria. Valladolid, Granca i Cai en casa y Obradoiro fuera. Estas 4 victorias si son imprescindibles.

  2. Importantísima en mi opinión la baja de Eulis Báez ya no sólo para este partido sino especialmente por los tres siguientes: Canarias, Obradoiro y Valladolid si es que no puede jugar en todos, y en el cual nos jugaremos el estar salvados definitivamente y quién sabe aspirar a Playoff o bien el volver a estar jugando para no descender. Comparto que es el único interior capaz de abrir el campo, tirar de 3 con cierta solvencia, poner el balón al suelo, pasar…No tengo ninguna confianza en Trias puesto que no está para jugar más de 5 minutos, y me extraña que no se convoque a Todorovic.Jordi pienso que Maldonado le dará la oportunidad a Trias pero si no responde, será Barton quién acabará jugando de 4, trasladando el problema al juego exterior. Una lástima lo de Baéz puesto que como el año pasado en el mejor momento de equipo llegan las lesiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s