LA PENYA NO HACE MÉRITOS PARA SEGUIR GANANDO (73-81)

Frenazo en seco de la Penya en un Olímpico engalanado para asistir a una quinta victoria consecutiva de los verdinegros que fue imposible ante un Gran Canaria que llegaba tras derrotar al Regal en la isla y que no dio opciones a los de Madonado. Se cumplió una vez más esa costumbre tan nuestra de perder partidos contra rivales necesitados y cuando el viento sopla a nuestro favor.Como decía, los gran canarios no dieron opciones y eso es literal. Ni a la penya ni al espectáculo , planteando un partido lento, engorroso, pesado y difícil de aguantar; un partido de esos que debieran dar derecho a recuperar el dinero de la entrada por no haberse ofrecido aquello para lo que ha sido comprada: baloncesto.

El juego del equipo insular recordó durante muchos minutos a aquel Caja de Ronda de Pesquera que tanto hizo por la siesta, la lectura o el saludable hábito del paseo, actividades que eran preferibles a sentarse ante la tele a  ver jugar al equipo malagueño. Así ha sido el planteamiento de Martinez y hay que respetarlo porque es lícito y porque no exime de culpa a un equipo verdinegro que no ha mostrado las virtudes que venía exhibiendo a lo largo de esta racha de victorias tristemente acabada.

Y es que la Penya ha padecido un déficit de actitud y ha traicionado aquel principio que señala que no hay rival pequeño y que no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo. Nuestro equipo ha olvidado el concepto de defensa en un partido en que era clave, viniéndose abajo cualquier opción de control frente a un rival que ha botado el balón hasta aburrir, alargando los ataques hasta más allá de los 20 segundos y encontrando soluciones en el pasillo que la Penya ha tenido en el centro de la zona defensiva . En ataque no hemos existido,volviendo a abusar del 6,75 y sin mostrar atisbo de la paciencia y la capacidad de buscar espacios mostrada a lo largo de toda la racha triunfal y echando de menos la capacidad de liderazgo de los veteranos verdinegros.

Ya empezamos el partido como no debíamos hacerlo, pasivos y con poca intensidad. El Granca encontraba tiro con demasiada facilidad y suerte hemos tenido del poco acierto inicial de nuestros rivales desde 6,75. La fortuna estaba en el buen empezar de Van Lacke ( 7 de los primeros 13 puntos) ante el poco ritmo de Jeter y la no presencia del presente en pista Obasohan ( 13-14).

Nelson y Haynes encontraban el aro desde el exterior mientras Savane y Rey ponían contra las cuerdas a la dupla Tay, Llovet para dar la dinámica a los de Pedro Martinez. La salida de Oliver y Barton parece centrar la defensa verdinegra, que no el ataque , y se pone fín a un pobre primer cuarto ( 13-16) .

Esperanzadora salida de segundo parcial (17-16) con mayor velocidad y Trias y Barton anotando. Pero el poco acierto en ataque, y concretamente en triples con 0/7, acaba pasando factura y el equipo canario vuelve a dominar amparado en un ritmo constante, con Xavi Rey confeccionando un traje a medida para todos los interiores de la Penya. El coladero en la zona verdinegra es habilmente explotado por los bases canarios para penetrar y anotar o doblar ( 21-27).

Y llega un momento clave con los primeros triples del jugador rachas por excelencia: D. Obasohan. Dos triples consecutivos del nigeriano y los mejores minutos de Jeter ponen un parcial de 10-0 en el marcador y el mando en poder local ( 31-27).

En el descanso las estadísticas muestran valores sorprendentes como el 23-10 para la penya en rebotes o el 46-18 en valoración. Valores dificilmente asociables a la igualdad en el marcador e indicativos de la superioridad verdinegra condicionada por la actitud defensiva y el acierto en el lanzamiento. Condicionantes que no se superaron en una segunda parte para olvidar en que la Penya topó de bruces contra su incapacidad, su impotencia, para superar la telaraña tejida por Martinez en un juego lento y contagioso ,insuperable para un Joventut falto de inspiración.

La salida tras el descanso ha sido buena pero insuficiente para despegarse de un rival que ha sabido aprovechar una defensa de mantequilla. Bellas y Alvarado han sido capaces de dormir un partido que no se rompía por la falta de acierto atacante de los jugadores verdinegros y encontraban pasillos directos al aro para anotar en cómodas entradas o balones doblados a Rey, Nelson o Savane. El rebote ha cambiado de dueño, pese al dominio global verdinegro, y varias han sido las ocasiones de segundas opciones grancanarias tras fallar en ataques de 20 segundos. Los interiores visitantes han sabido explotar los uno contra uno frente a la suave defensa de los pivots de la Penya, incapaces de hacer alguna falta con un mínimo de dureza para romper el ritmo y el control rival y evitar las canastas fáciles y los 2+1.

En los minutos finales apareció el acierto amarillo desde 6,75 con Bramos, Bellas y Haynes acertando. Por lado verdinegro sólo Barton tuvo arrestos y acierto . El GranCanaria juega un buen cuarto final mientras la Penya se ahoga en la precipitación y la eterna falta de acierto.Las diferencias se fijan en torno a los seis puntos hasta el 73-81 final.

El análisis estadístico muestra que el buen hacer en lanzamiento de dos puntos (21/35 con 60%) no se ha visto acompañado del triple ( 5/22 y 22%) , distancia de la que se ha abusado ante la incacpacidad de encontrar formas de superar la defensa canaria. El equilibrio anotador entre interiores y exteriores, que tan buen resultado ha dado en los últimos partidos, ha brillado por su ausencia con nuestros pivots aportando poco y dejándose ver aún menos. Sólo Norel en ocasiones puntuales merece ser destacado.

El control del rebote ( 37-27 con 13 ofensivos para la Penya) ha tenido dos fases bien diferenciadas . Del estéril 23-10 del decanso hemos pasado al mucho más decisivo 14-17 de los segundos cuartos en que los de Martinez han decidido el partido.

Otro dato decisivo está en la dinámica de balones recuperados- perdidos: el -12 de la Penya contrasta con el equilibrio de los canarios, equipo que no ha dado ni un pase de más y que ha hecho virtud del aburridísimo basquet control de Bellas y Alvarado, jugadores que deben ser enemigos declarados del espectáculo y el entretenimiento pero que han hecho su labor con una eficiencia destacable.

Cuesta destacar a algún jugador verdinegro en un día en que se ha jugado un partido muy pobre aunque el tesón de Van Lacke y los  momentos en que Barton ha tirado del grupo merecen ser comentados.

Final de ciclo tras cuatro victorias que pueden haber clarificado la temporada y vuelta al amargo sabor de la derrota. Las cuatro victorias pueden haber supuesto alejarnos definitvamente de un descenso que queda a cuatro puntos y average favorable a la Penya mientras la derrota  nos aleja de la posibilidad de engancharnos al grupo de play-off , con un calendario muy complicado en el horizonte. Calendario que como estación más próxima tiene un desplazamiento a Orense en que la Penya debiera volver a encontrar el ritmo de hace unos días para cobrar ventaja contra un rival directo y compensar la inmejorable oportunidad perdida en el día de hoy contra el Gran Canaria. Por lo visto ayer en el Palau, los gallegos no atraviesan un buen momento aunque se van a dejar la vida por una victoria que necesitan desesperadamente.

La Penya no puede dormirse en los laureles porque tres partidos perdidos pueden ser críticos en un momento en que todos nuestros rivales van a apretar hasta el límite. Valga el ejemplo de Estudiantes en la tarde de ayer con Bilbao, con un notable cambio de actitud respecto al partido que jugamos en Madrid hace un par de semanas. Quedan nueve finales y no hay que vacilar y habrá que estar muy atentos al rendimiento del grupo y de determinados jugadores que ahora mismo están ” out”, caso de Jelinek. El checo, jugador a renovar a final de temporada es un caso sorpredenten por estar perdiendo fuelle con cada partido que pasa y con el equipo necesitándole y cediéndole minutos en pista.

Quedamos para la próxima semana. Horario sorprendente con partido a las ocho de la tarde del domingo, lo que nos condena a la oscuridad televisiva. Suerte de la radio y de internet. Feliz semana a todos pese al mal sabor de boca con el que nos hemos quedado hoy.

Anuncios

8 comentarios

  1. Por dos veces situan el próximo partido en Orense.El Obradoiro es un equipo de Santiago de Compostela y juega sus partidos en esta ciudad.¿Se trasladan a Orense por alguna razón?
    Respecto al partido estoy totalmente de acuerdo con la opinión de Name-p.El Gran Canaria planteó el partido que le interesaba para ganar.Los jugadores ejecutaron a la perfección las acciones necesarias para la victoría.Posesiones largas.Excelente defensa.Ahogo del juego interior de la Penya.
    No se supo plantear los sistemas adecuados al juego que ya muchos esperábamos haría el conjunto de las islas.
    En ningún momento la Penya supo hacer frente a la estrategía del Gran Canaria.
    Habrá que esperar la lógica reacción del equipo a esta derrota.

    • Por error del que escribe la crónica, sea por desconocimiento o simple incapacidad para dar más de sí. Como siempre que se yerra. pido excusas a posibles ofendidos y agradezco la corrección.

      • No te preocupes, a mi también me pasó en la primera vuelta xD

        • Llevo un rato dándole vueltas al asunto y aún no entiendo por qué asocio el Xacobeo a Orense. Y es que parece que baloncesto gallero sólo pueda haber en Lugo y Orense cuando el Obradoiro es todo un histórico.
          Sea como sea, Orense , Santiago o El Ferrol, el domingo a las ocho de la tarde ( vaya tela de horario, coincide con el baño de los niños) hay que ganar o ganar.

          • Yo si lo sé, más que nada porqué te pasa lo mismo que a mi. Por mucho que sepas que Ourense, Breogan y Obradoiro son equipos distintos, el anterior equipo con el patrocinador de Xacobeo en ACB fue el Ourense, y esas cosas se quedan.

            A mi me costó lo mio el asimilar que el Lagun Aro ya no era el de Bilbao sino el de San Sebastián.

  2. Se veía venir, exceso de euforia y de nuevo volvemos a la realidad, y esta es que sin Báez nuestro juego interior es muy muy limitado y nuestros exteriores no aciertan en el triple. Ya no voy a hacer ningún comentario más de Jelinek ya que creo que todo el mundo puede ver la temporada que está haciendo. Es imperdonable que un equipo que sólo había ganado un partido fuera de casa nos anote 81 puntos, y como siempre desaprovechemos oportunidades de crecer y cosolidarnos, además de dar alas a un equipo que estaba por debajo nuestro y que próximamente nos superará. Creo que todos sabiamos que Gran Canaria vendría a jugar a posesiones largas y a cargar el juego interior, imagino que nuestro staff técnico lo sabía también…Si no somos capaces de ganar contra Obradoiro volveremos de nuevo a la lucha por el descenso.

    • Yo insisto que lo que llamas exceso de euforia es en realidad alivio. Todos somos conscientes de la travesía desértica que estamos atravesando y la racha de victorias con un juego apreciable ha traído cierta calma tras muchos meses sufriendo por el riesgo de la proximidad del descenso. QUedan nueve partidos y los dos colistas se ven obligados a ganar todos los partidos esperando que todos los demás vayan perdiendo.
      Y aunque es cierto que las matemáticas existen dando y quitando razones, es de esperar que esta Penya sea capaz de ganar dos partidos más.
      La Penya ha vuelto a las andadas con un partido pésimo, de aquellos que conocemos bien y que ya se dio en otros momentos como la pasada temporada contra Granada, con todo a favor y el Olímpico de testigo.
      Es curioso como hemos pasado de sufrir por el juego interior al inicio del curso, a sentirnos traicionados por el duo exterior anotador. Me duele el bache que pasa David porque es un jugador llamado a ser grande y a volar lejos de Badalona para triunfar en destinos más agraciados pero se está ganando volar porque hay un Barrera que promete mejorar sus prestaciones.
      Ahora Xavi toca dar la cara en Orense ante un Obradoiro que ayer estuvo tan mal como nosotros aunque en condiciones más adversas. En su campo serán duros pero este Joventut ha demostrado capacidad para salir a ganar y traernos la tranquilidad definitiva.
      La pena es la gran oportunidad desperdiciada hoy. Pero hay que olvidar y apretar los dientes.

  3. Al margen del arbitraje,el partido ha estado mejor planteado por el Granca, un equipo al no se le debe ceder en ningún momento el ritmo del partido ya que te jugara siempre a 24 seg, es muy difícil de esa manera mantener en todo momento la tensión defensiva suficiente, de esa manera consiguen muchas segundas oportunidades y desgastan al contrario, la penya ha estado bien cuando el balón se ha movido rápido y se han cogido rebotes, pero en ningún momento se ha podido desbordar una defensa que ha ido cambiando de hombre a zona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s