Al mal tiempo… ¿Buena cara? Previa FIATC Mútua Joventut – CAI Zaragoza

Tras la inesperada derrota la semana pasada en la Fonteta, el Joventut vuelve al Olímpic con la esperanza de lograr esa victoria que matemáticamente salve al equipo frente a un CAI Zaragoza cuya diferencia de plantilla, regularidad y potencial está bastante más distante de la nuestra de lo que muestra la clasificación. Además vuelven a Badalona dos ex-verdinegros como fueron el fugaz Bracey Wright y el rocoso escocés Robert Archibald. Para mañana domingo hay previsión de lluvia, por lo tanto… ¿Qué mejor que pasar una mañana de mal tiempo en un sitio a resguardo como es el Olímpic?

Antes de empezar con los análisis, expondré los datos sobres las posibilidades de permanencia/salvación para el Joventut, para aquellos aficionados que aún siguen temiendo a la LEB Oro como si estuviéramos penúltimos.

Joventut: 12 victorias, quedan 6 partidos frente a CAI Zaragoza (L), Lagun Aro GBC (V), Unicaja (L), Caja Laboral (V), Lucentum Alicante (L) y Real Madrid (V).
Gran Canaria: 11 victorias, quedan 6 partidos frente a ASEFA Estudiantes (V), Blusens Monbús Obradoiro (V), Blancos de Rueda Valladolid (L), Valencia Basket (V) y CAI Zaragoza (L), Lagun ARO GBC (V).
Mad-Croc Fuenlabrada: 11 victorias, quedan 6 partidos frente a Valencia Basket (L), CAI Zaragoza (V), Lagun Aro GBC (L), Unicaja (V), Caja Laboral (L) y Lucentum Alicante (V).
Blusens Monbús Obradoiro: 10 victorias, quedan 6 partidos frente a Cajasol Banca Cívica (V), Gran Canaria (L), ASEFA Estudiantes (V), Blancos de Rueda Valladolid (V), Valencia Basket (L) y Cai Zaragoza (L).
UCAM Murcia: 10 victorias, quedan 6 partidos frente a Unicaja (L), Caja Laboral (V), Lucentum Alicante (L), Real Madrid (V), Assignia Manresa (L) y ASEFA Estudiantes (V).
ASEFA Estudiantes: 7 victorias, quedan 7 partidos frente a Gran Canaria (L), Lucentum Alicante (V), Real Madrid (V), Blusens Obradoiro (L), Assignaria Manresa (V), Blancos de Rueda Valladolid (V) y UCAM Murcia (L).
Blancos de Rueda Valladolid:  7 victorias, quedan 6 partidos frente a Gescrap Bizkaia (V), Cajasol Banca Cívica (L), Gran Canaria (V), Blusens Monbús Obradoiro (L), ASEFA Estudiantes (L) y Valencia Basket (V).

Un vistazo rápido a este calendario nos dice varias cosas. Una de ellas es que Valladolid debe ganar 5 de sus 6 partidos y que el Joventut los pierda TODOS para poder superarnos en la clasificación. Otra de ellas es que Estudiantes debe ganar 6 de sus 7 partidos para poder superarnos en la clasificación. Además podemos ver como excepto Fuenlabrada y, en cierta medida, Murcia, el resto de equipos implicados tienen varios enfrentamientos ante sí, mientras que nosotros, el rival peor posicionado actualmente que nos queda por delante es el de mañana, CAI Zaragoza, por lo que es imposible tener más derrotas frente a rivales directos. Por contra solo tenemos el average ganado frente a Estudiantes y Fuenlabrada, ya que la mayoría de nuestras actuaciones más desastrosas han sido frente a los implicados actualmente en el descenso. Ahora vamos a hacer un poco de matemáticas.

Valladolid gana 5 y se quedan en 12 (pierde frente a Estudiantes)
Estudiantes gana 7  y se quedan en 14 (no pierde)
Murcia gana 5 y se quedan en 15 (pierde frente a Estudiantes)
Obradoiro gana 4 y se queda en 14 (pierde frente a Estudiantes y Valladolid) 
Fuenlabrada gana 6 y se queda en 17 .
Gran Canaria gana 3 y se queda en 14 (pierde frente a Estudiantes, Obradoiro y Valladolid)

Este es el peor escenario posible, suponiendo que la Penya no logre ninguna victoria de aquí a final de año. ¿Es posible el descenso? Por supuesto, matemáticamente hablando. Pero a mi se me hace muy complicado ver como Valladolid gane 5 de sus 6 partidos o Estudiantes gane 6 o 7. Además, todos los equipos tienen partidos frente a rivales directos por la salvación o frente a rivales en lucha por plaza de PO o por ser cabeza de serie, como es el caso del Valencia. En definitiva, que muy mal tendría que ir la cosa para que acabáramos bajando.

El estado de forma física y mental del equipo no es bueno. Al equipo le fallan las fuerzas (algo totalmente absurdo en un equipo profesional que juega la friolera de UN partido por semana), y cuando no fallan, el estado mental ya se encarga de que acaben fallando. Tenemos un equipo muy débil psicologicamente hablando. Excepto en ese hiato de 4 partidos, el equipo no solo no ha sabido remontar cuando el equipo rival se ha puesto a más de 10 por encima, sino que le cuesta un mundo mantener la ventaja en el marcador y una galaxia entera el conseguir matarlos definitivamente. Además no hemos tenido una rotación compenetrada de 10 hombres en la mayor parte de campeonato. Se han cometido muchos errores, tanto médicos (Tema Pere Tomàs, un auténtico expediente X, la misteriosa lesión de Báez que no parecía mucho pero le ha mantenido 5 semanas fuera), como de planificación (¿Por qué no se fichó un temporero para suplir la baja de Tomàs antes? ¿Por qué el invento Sow primero?), como de dirección técnica (al equipo le costó casi 1 vuelta aprender a jugar. Es cierto que el equipo tuvo una pretemporada e inicio de año atípico, pero eso no es excusa para que se tarden casi 17 partidos en saber a qué jugar), pero el equipo está muy cerca de su objetivo a principios de año, la salvación. Lo que hace preguntarme si el equipo, sin tantos errores (en muchos casos, en mi opinión, de bulto), era un equipo para aspirar a las últimas plazas de PO hasta las últimas jornadas, consiguiendo una posición tranquila sin mucho sufrimiento. El partido ante el Valencia fue decepcionante, no se pudo extraer ninguna conclusión positiva en ningún campo. Fue un desastre de ritmo de juego, de selección de tiro, de dirección desde el banquillo, de planteamiento, de todo. El equipo en ningún momento dio muestras de que podía, siquiera, pelear por la victoria. A ningún aficionado se le llegó a pasar por la cabeza tal posibilidad. Es cierto que yo mismo era muy pesimista respecto al partido, pero yo no soy un profesional, no tengo las herramientas ni conocimientos suficientes para idear una estratagema válida para la victoria. Pero Salva y su equipo técnico sí, y los jugadores son todos supuestos profesionales con dignidad y amor propio. Sé que estoy siendo muy duro, pero la imagen que da el equipo es la de desidia, la de falta de garra. No es una simple falta de calidad como en el caso de Fuenlabrada o de Valladolid. Es algo mucho más grave.
En el lado positivo, vuelve Báez, aunque siguen siendo baja Barton y Llovet. Y nos visita Bracey Wright. Qué bien todo, eh.

Como de costumbre, el rival nos visita después de haber sido humillado por el F. C. Barcelona. El CAI ha sido un equipo que ha jugado bastante al despiste. A principios de año era candidato a entrar a PO, a media temporada lo era para evitar el descenso con cánticos de “Abós vete ya”, para ahora volver a ser candidato a PO. La verdad es que la trayectoria de los maños ha sido de lo más irregular, combinando picos de nivel de juego muy altos con otros de total abominación. Sus últimas actuaciones no son muy buenas, con derrotas frente a Barcelona, Madrid, Murcia y Caja Laboral y victorias frente a Manresa (apurada) y Alicante (algo más holgada). La verdad es que son un equipo de destacada calidad, pero que muchas veces parece que se olvide de como jugar. Tiene a jugadores que han demostrado ser totalmente diferenciales en ACB (Cabezas, Wright, Hettsheimeir a quien de ahora en adelante me referiré como simplemente Rafa o “El brasileño”) y secundarios de sobrada utilidad, con capacidad de dinamitar un partido como Aguilar, Van Rossom o Toppert.
Los maños cuentan con la duda hasta última hora de Aguilar, que siendo un 4, lo más seguro es que no solo acabe jugando, sino que acabará siendo el MVP del partido.

CAI Zaragoza: Sus peligros.

Bracey Wright. El escolta norteamericano ha demostrado este año lo que ya habíamos vislumbrado tímidamente en Badalona, que es un anotador compulsivo y un auténtico referente en el que apoyarse cuando el equipo no encuentra soluciones en ningún otro lado. De los 27 partidos disputados, tan solo se ha quedado por debajo de los 10 puntos en 4 de ellos (curiosamente, uno de esos partidos fue contra nosotros, donde jugó solo 9 minutos). Como ya se ha encargado de enseñar jornada tras jornada, es un jugador que percute el aro rival sin compasión, con un excelente 41% en triples y un 86% en tiros libres. Por si fuera poco, aporta en rebotes y asistencias, haciendo de él un jugador más imprevisible y, por ende, más difícil de parar.

Rafael “El brasileño”. Rafa es uno de esos jugadores que lucha por el título etéreo de “mejor pívot de la competición”. Interior muy completo que anota con cierta facilidad, rebotea con solvencia en ambos lados de la cancha, con un notable 75% en tiros libres, aunque algo limitado en cuanto a intimidación. Aunque de eso ya se encarga Archibald. Típico interior que nos va a hacer daño de todas las formas imaginables. La vuelta de Báez debería darle más empaque al equipo, sobretodo en ataque, pero no sabemos en que estado de forma volverá el dominicano a las pistas.

Clutch Players. CAI tiene la suerte de contar con un nutrido grupo de jugadores que en los momentos calientes, no solo son capaces de asumir responsabilidades, sino que son capaces de asumirlas de manera efectiva. Las penetraciones de fuerza bruta de Cabezas, el talento de Wright, los triples imposibles de Toppert. Zaragoza cuenta con una amplía variedad de jugadores que en los últimos instantes de un partido igualado son capaces de hacer saltar por los aires los esquemas defensivos rivales y decidir el partido. Nosotros, por desgracia, no tenemos a nadie con esa capacidad. Tan solo podemos aferrarnos a la relativa fiabilidad de Jeter desde el tiro libre. Y ya. Ante un final igualado, tenemos las de perder, sea quien sea el que mantenga la ventaja en el marcador.

¿Qué debe hacer el Joventut?

De nuevo un partido complicado. No tanto como contra Valencia, pero no por eso un partido sencillo. En lado positivo tenemos el jugar en casa, la vuelta de Báez y la irregularidad del CAI. En el lado negativo tenemos la tónica habitual de juego de los últimos partidos, las bajas de Llovet, Barton y Tomàs y que los maños se juegan los últimos cartuchos para disputar Play-Off a final de temporada.
Las armas aragonesas están claras. Cabezas penetrando lo que pueda, Toppert tirando de fuera, Wright asumiendo tiros sin parar y Rafa haciendo y deshaciendo a su antojo en la zona. Mención aparte merece el reciente fichaje del ala-pivot Charles Rhodes, que dejó buenas sensaciones en su primer partido la pasada semana frente al Barça, sobretodo en cuanto a rebotes se refiere.
CAI cuenta con dos interiores poderosos con mucha facilidad para capturar rebotes. Sin Barton ni Llovet, nuestra capacidad reboteadora se resiente mucho, ya que solo podemos confiar en Williams y las esporádicas aportaciones de Norel y alguno de los exteriores. Trias es una incógnita, como siempre. La directriz de los interiores en ataque es clara: Balones a Báez y que se busque la vida, que Williams ya se encargará de cargar el rebote, Norel de buscar espacios para anotar y rapiñar algún rebote y Trias arañando de donde pueda. Pero la punta de lanza clara debe ser Báez, es el único interior que tenemos con capacidad de crearse tiros. Aunque no esté al 100% de su forma, es el único que puede atraer defensas y liberar a compañeros, haciendo su tarea más sencilla, sobretodo en el caso de Williams que podrá volar con teórica mayor libertad que sin el dominicano centrando jugadores rivales a su alrededor. La defensa interior debe ser de contención. Apretar dientes, cerrarse lo máximo posible, con juego subterráneo si es necesario y rezar para que el paulista no tenga el día y el nuevo fichaje solo tuviera un día bueno frente al Barça.
El tema de los exteriores no es mucho más sencillo. La baja de Barton obligará de nuevo a poner puntualmente a Van Lacke en la posición de 3, con el defícit que eso acarrea al equipo. Cabezas ya no cuenta con la frescura de piernas de antaño, pero sigue teniendo la misma fuerza, y Oliver y Jeter deberán usar la inteligencia para sacar el máximo de faltas personales en ataque y así anular en la medida de lo posible al base malagueño. Mención especial para el espectáculo de triples que pueden Montar Toppert y Wright si coinciden en pista. Stefansson, la pareja habitual de Wright en el perímetro, es un jugador todo-terreno, una especie de Van Lacke.
En conclusión, un partido que va a resultar complicado, donde la concentración y la actitud serán cruciales. CAI Zaragoza es un buen equipo, pero no son imbatibles y no pasan por un buen momento de forma. Debemos aprovechar esto y hacer valer el factor campo. Para asegurar la tranquilidad y otro año más de baloncesto ACB, el domingo el equipo debe ponerse el mono de trabajo y batallar como no han batallado en los últimos partidos.

Las claves:

– Evitar la sangría reboteadora maña.

– No dejar muy libre a Wright.

– Que todo el equipo aporte, que todos los jugadores demuestren ser una posible amenaza a tener en cuenta para que la defensa aragonesa no pueda reajustarse con facilidad.

– Actitud y dignidad.

Anuncios

3 comentarios

  1. CAI tiene una plantilla aparentemente sólida y completa, con variedad de recursos. No entiendo una dinámica y juego tan irregular.
    Nosotros… Somos una total incógnita. Siempre.

  2. Dificiles son absolutamente todos los partidos ACB para nosotros. Y sin duda las posibilidades siempre dependen de nosotros mismos en primer término, independientemente del rival. El máximo problema somos nosotros.

    Si defendemos con garra y a la vez “cabeza” y en ataque jugamos liberados, intentando darle velocidad al partido y a nuestras acciones estaremos en una dinámica que nos hará crecer. Si dudamos y somos blandos en defensa estaremos en la dinámica que nos lleva a bajar los brazos y a perder nuestra confianza…

    Salud a todos y a por la victoria!!!

    PD Mejor cerramos el tema matemático de la LEB Oro cuanto antes…:-)

  3. Partido difícil sin duda. Zaragoza tiene equipo suficiente para estar más arriba de lo que está y una composición de plantilla como para hacernos la vida imposible.
    Necesitamos a la Penya que no coge las vacaciones en la rueda de calentamiento y tener un día inspirado para darle velocidad al partido.
    Puede ser un gran enfrentamiento y va a depender del Joventut que salte al Olímpico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s