21-4-2012 Nuestra Euroliga ya es mayor de edad.

21-4-1994 Cuando tocamos el cielo con las manos

Hoy en twitter se podía leer que el 21 de abril debería ser fiesta en Badalona. Pero no, de la misma manera que no pusieron el nombre a una calle como prometieron después de la borrachera de satisfacción que todos, incluyendo políticos vivimos, tampoco nadie ha cambiado la fiesta de la Ciudad por una fecha que aunque no esté en rojo en el calendario, tiene que ser una fiesta del deporte, de los aficionados, de la afición verd-i-negre, del básquet con mayúsculas.

Y ya es una generación entera la que no ha podido ver a la Penya triunfar en la competición más importante de Europa. Y es más que probable que aún tarde un poco en llegar, pero llegará. La historia de la Penya es muy grande y encontraremos esa tecla que nos devuelva al Olimpo de los elegidos.
¿Y mientras? Pues los que vivimos ese momento tenemos el deber, cual trobador de la edad media, de ir contando a los más jóvenes que fue y que sintió toda la afición verdi-negre aquellos días para que su orgullo verd-i-negre sea fuerte y sin fisuras, y el día que toque volver a levantar el trofeo de Campeón, esten preparados y los disfruten porque lo habrán merecido.

Si. Un año más que volvemos a recordar la mejor página de nuestra historia, de cuando fuimos los mejores. Y no hemos querido hacer más que refrescar un artículo que publicamos en los comienzos del blog y que sacamos otra vez porque seguro que habrá muchos seguidores que no lo vieran en su día, y los que si lo vimos, pues volver a deleitarnos con él.
Fotos, vídeos y un sin fin de recuerdos que nos devolverá la emoción a quienes disfrutamos aquellos días y que seguro, que arrancará un punto de inquietud entre quienes no lo vivieron, y una vez más, todos juntos empujar para devolver a la Penya al lugar que merece, al que pertenece.
Entra y disfruta de nuestra historia mientras esperamos otra vez nuestro momento. Que nadie lo dude, con la fuerza de todos, llegará.

21-4-1994 Cuando tocamos el cielo con las manos

Mi vida, que ya comienza a ser larga, está llena de fechas, de recuerdos, de efemérides, pero 1994 lo tengo  tatuado en mi cabeza de una manera muy especial. Ocurrieron las 2 cosas que mas me han hecho disfrutar, nació mi hijo 2 meses después de que mi club, mi Penya, tocara el cielo con las manos. Cuando miro a los ojos de mi hijo tengo claro que él fue lo más importante, pero es que ver a Villacampa levantar el trofeo que nos hacía los mejores de Europa fue tan grande que aun creo estar sintiéndolo.

Juanan y Tomàs cumplieron la promesa de raparse el pelo si ganábamos.

Os invitamos desde aquí a que nos acompañéis en éste recorrido por la página más brillante de nuestra historia que salpicaremos de fotos, enlaces a estadísticas y a algunos de los innumerables vídeos colgados para recordar éste momento. Y esperamos que con la colaboración de todos vosotros revivamos esos momentos y así hacer sentir a los más jóvenes que un grupo de “insolentes” fueron capaces de asaltar un trono de reyes, de los más grandes.

El Joventut fue y es Campeón de Europa.

Clica aquí para entrar en una página llena de imágenes, recuerdos y estadísticas, de como la Copa de Europa llegó a ser nuestra.

Si tienes algo que creas que debería estar aquí, háznoslo llegar.

________________________________________________________________________

Eran las 7 de la mañana y sin ni siquiera haber tomado café, nos miramos y sin decirnos nada nos fundimos en un sentido abrazo. Él rompió en un mar de lágrimas y con su voz temblorosa unida a sus sollozos balbuceó:

“ho hem aconseguit, som els millors” (lo hemos conseguido, somos los mejores)

Quién decía ésta frase era un amigo, un compañero de los que junto a un café pasábamos horas hablando de nuestra pasión: La Penya.

La penya campeona de copa por primera vez en campos muy distintos a los de ahora. Foto: Penya.cat

Había nacido casi con el club, concretamente 3 años antes. Había vivido el ascenso del club, las primeras ligas, incluso había disfrutado sobremanera con aquella primera copa en Burgos frente al R. Madrid por 41-32. Metido como había estado toda su vida entre periódicos podía sin demasiado esfuerzo seguir la información del Joventut. Dicen, 424 el Noticiero etc, etc. Diarios de otra época en la que destacaban las hazañas de unos aguerridos muchachos de provincias que ponían contra las cuerdas de cuando en cuando a todo un representante de la capital y de muchas más cosas.

Siempre discutíamos sobre que jugadores fueron mejores. Él defendía que la llegada de Eduard Kucharski cambió el pensamiento del club. Eso unido a la aparición del primer Margall y la llegada de Buscató dio un cambio en el concepto y cambió la manera de jugar. Yo sólo escuchaba y disfrutaba de una historia viva del Joventut, de la sabiduría de quién había vivido tanto verd-i-negre.

Hace tiempo que no nos vemos, las circunstancias de la vida nos ha separado, pero seguro que allá donde esté recordará aquél abrazo, aquellas lágrimas porque una vez fuimos los mejores y lo disfrutamos. ¡Y como!

Cuándo comentamos la idea de éste artículo pensábamos en que enfoque darle, si hablar de los partidos, si recordar aquellos 4,8 segundos, los más largos de la historia, no sólo por lo que significaba si no porque alguien olvidó darle cuerda al reloj después de aquellos tiros libres que el arrogante Papsaplj falló, y según cuenta la leyenda urbana, ese fallo vino ayudado porque Villacampa le susurró al oído, motivado por el desprecio que les habían hecho minusvalorando la capacidad de los Badaloneses para ganar:

“Dijisteis que ya eráis campeones y ahora lo tenéis que demostrar”

Dudábamos si comentar que fue una Copa de Europa arrebatada a los poderosos del fútbol en España y rivales irreconciliables del Joventut, al R. Madrid en cuartos de final y al Barça en Tel-Aviv, en toda una semifinal. Y con suficiencia  a ambos convirtiéndonos en el primer equipo ACB que lo conseguía.

O si comentar que no fue fácil, que por el camino hubo muchos sin sabores y derrotas de las que levantaban ampollas y cabreos en unos jugadores, que ya no tan jóvenes vestían la camiseta verd-i-negre.

Delante del Olimpic se congregaron alrededor de 20.000 personas

Decidimos hablar de sentimientos, en como nos sentimos y como lo vivimos. Como Badalona más que nunca y por extensión todo el País se levantó lleno de júbilo para celebrar la victoria más grande y más justa que se vivió en los alrededores del Olimpic. 2 años antes un triple a falta de 2 segundos nos arrebató la gloria de las manos, cuando ya la tocábamos y ahora la justicia se alió con nosotros.

Decidimos recordar como TODA Badalona estaba en el Ayuntamiento y nos abrazábamos unos con otros sin conocernos.

Una promesa sin cumplir. Desde aquí la reclamamos.

¡Que más da! Éramos Campeones de Europa y nos unía el sentimiento de la felicidad, del saber que aquello que estábamos viviendo nunca lo olvidaríamos y siempre hablaríamos de ello cuando el tiempo pasara.

Pensamos en hacer un homenaje recordando a aquellos héroes: Ivan Corrales, Dani García, Oriol Gonzalez, Joffre Lleal, Jorge llorens, Dani Perez, Cesar San Martín, Rafa Jofresa, Tomàs Jofresa, Jordi Villacampa, Corney Thompson, Juanan Morales, Ferran Martínez y Mike Smith dirigidos por Zeljko Obradovic que consiguieron escribir la página más grande jamás escrita en verd-i-negre.

Hemos querido explicar algunos de los muchos sentimientos y emociones que aquél día salieron a relucir. A quién más quién menos se le escapó una lágrima aquella noche y la siguiente porque aquél momento fue una deuda que la historia y el destino saldaron con nosotros. Lo que nos arrebató con un triple inverosímil nos lo devolvió con el triple de Corney, los fallos de Paspalj y el que nadie se percatara que alguno andaba parando el reloj para que la historia nos fuera esquiva. No, esta vez salió cara y aquél día nadie lo podía poner en duda, fuimos los mejores.

El escribir estas lineas me han vuelto a aflorar los sentimientos y emociones de aquellos días. Los recuerdos del día en el que aquellos “locos” que montaron la Penya spirit of Badalona debieron pensar: “La que hemos liado”

Gracias a todos los que hicieron posible que hoy, 18 años después y al escribir estas lineas me haya vuelto a emocionar y se me haya vuelto a escapar alguna lágrima porque aquél dieron todo el sentido a la frase que el propio entrenador acuñó:

“Ser de la Penya es un forma de entender la vida”

Celebracion en el vestuario, la copa de Europa ésta vez sí vendría a Badalona

Anuncios

Una respuesta

  1. Yo tengo un reloj de esa final que ganasteis CJB pone final four Tel-aviv 1994 y en la esfera tiene el escudo de CJB en verde y negro.esta numerado solo hay 40 y este es el número 4 de esos 40.mi correo es el juanmi.cn@gmail.com por si alguien lo quiere comprar como recuerdo.saludos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s