LA PENYA JUEGA AL KO CON UNICAJA (80-64)

El Olímpico vivió una nueva entrega de uno de los muchos clásicos que tiene esta ACB veterana , derby venido a menos, de los más descafeinados que se recuerdan por no estar los protagonistas atravesando sus mejores momentos competitivos.

Badaloneses y malagueños han escrito páginas brillantes en sus duelos directos, desde la canasta de Rudy a eliminatorias jugadas al límite y derrotas históricas infringidas mútuamente, dolorosas cicatrices que tardan en curar por mucho tiempo que pase. Ayer no vivimos ninguna de estas luchas épicas pero en el parquet del coliseo verdinegro los malagueños dieron un gravísimo paso atrás que les aleja de play off y, lo realmente crítico, pone en riesgo la conservación de la licencia que da derecho de estancia en Euroliga.

Unicaja ha perdido el rumbo por problemas de lesiones, bajos rendimientos y factores añadidos de difícil comprensión que recuerdan a aquella Penya de Sito que derrota tras derrota llevó a la sustitución del técnico y la llegada de Pepu para no poder impedir un hundimiento total. Casimiro, hombre referente como Hernández, coge el timón cajista sustituyendo a un Mateo que curiosamente relevaba a Aito, como Sito, para verse incapaz de enderezar a un equipo que no levanta cabeza por fragilidad moral y ausencia de capacidad de reacción.

Enfrente del equipo del sur un Joventut con los deberes hechos, magro consuelo para una afición resignada, buscando la mejor clasificación posible y consiguiendo adelantar al rival en la clasificación. Ahí está el verdadero drama del equipo de Casimiro, poner en riesgo la participación en la máxima europea y con ello complicarse temas presupuestarios en una época en la que el dinero es mas” Don” que nunca.

El partido se dividió en dos partes coincidentes con los períodos que separa el descanso. Una primera parte competida con muchos errores y un Unicaja tendente a controlar el marcador y un segundo período en que el mayor acierto verdinegro y la defensa colapsaron a un Unicaja con moral de cristal, incapaz de mantener las pocas virtudes mostradas en la primera parte .

Hay que felicitarse de que en la mejora de la Penya participaran dos jugadores que necesitamos sí o sí: Jelinek y Norel. Ambos valoraban negativo en la fase de mayores problemas y acabaron en positivo y con buenos números. El checo se fue a 15 puntos con 4/8 de dos puntos y 1/2 en triples, 4/4 en libres, sin obsesionarse en tirar de 6,75 y explotando su técnica en penetraciones y juego de equipo. El holandés estuvo reñido con el tiro (3/10 en dos puntos y marcando tendencia en las últimas jornadas) pero aportando 8 rebotes y peleando con un juego interior rival potente. Es vox populi que acusamos a Henk de carácter suave y entiendo que hay que valorar que se busque diez opciones de tiro a que acaba con un 2/3 que mejore estadísticas pero lo haga pasar casi inadvertido en el partido.

Como apuntábamos, Unicaja entró mejor y más rápido en el partido ( 5-11) apoyado en su superioridad física y en la tendencia verdinegra a hacer amigos. Maldonado tuvo que reaccionar y hacer entrar a Báez y Fede para igualar la contienda y hacernos despertar. Un recuperado Eulis y el seguro de vida de Santa Fe devolvieron la igualdad y evitaron sorpresas ( 14-13). Se entra en una fase de igualdad tal que el cuarto no pasa del 18-18 final, con las jóvenes perlas malagueñas, Abrines y Díaz, disfrutando de minutos en pista.

En el segundo cuarto Unicaja mantiene la inicitiva en pista aunque lastrado por los errores ante el aro y las pérdidas de balón. La Penya responde con Jeter y aciertos puntuales de múltiples jugadores con Tay destacando. La Penya va tirando de grupo ante un Unicaja poderoso en la zona con Freeland y Sinanovic y jugadores de la calidad de Darden y De Vries. Descanso con 32-34.

La segunda parte es un monólogo verdinegro. Aunque el equipo cajista empieza brioso con su juego exterior, las J´s de la Penya cogen la batuta y dinamizan a un equipo que se come literalmente a un rival incapaz. Parcial de 22-6 y final de cuarto con58-47 y sensanciones de partido decidido. El acto final es un intento infructuoso de Unicaja de volver al partido frente a un Joventut que toca variadas piezas (Jelinek, Barton, Báez, Tay, Jeter o Van Lacke) para no dejarse sorprender y conseguir un triunfo que deja buen sabor de boca. Final 80-64.

La estadística de la Penya marca una valoración de 89 con Willians ( 21) destacado. Nos movemos en porcentajes de tiro de 47%en dos puntos, 40% en triples y 76% en tiros libres. Llama la atención la evolución del valor en triples, desde menos de un 20% en el primer tiempo hasta el 40% final a caballo de la mejoría de juego verdinegra. Los valores cajistas no difieren en exceso de los nuestros y la diferencia clave hay que buscarla en el dominio reboteador local (39-34) con una evolución de menos a más igual que la de los triples y en la dinámica de balones recuperados-perdidos (-7 a -12) y asistencias ( 21-11) .

A destacar la labor de Williams ( 11 puntos y 6 rebotes para 21 de valoración),Jelinek (15 puntos con 8 de valoración), Jeter (11 puntos) y Norel ( 7 puntos y 8 rebotes ). Globalmente merece ser destacado que la Penya volvió a tirar de grupo ( Báez, Barton, Obasohan y Van Lacke) para ir superando escollos y ganar el partido.

La victoria nos permite colocarnos con 14 triunfos en la zona tranquila de la clasificación, matematicamente salvados y con opciones de optar y luchar por la séptima plaza y acceso a play off. Obviamente matizado por la caravana que se acumula por delante nuestro y que hace la misión más difícil que creerse la teoría de la bala mágica de Kennedy.

Nos quedan tres partidos por delante para cerrar la temporada y no son choques cualquiera si pensamos que hay que visitar a Cajalaboral y Real Madrid para recibir a Alicante en casa.  El próximo domingo visita al conjunto alavés para abrir el Olímpico en jornada intersemanal con los alicantinos y cerrar el fin de semana siguiente en la capital. La ACB tiene prisa por liquidar esta fase regular y se acelera este tramo final en el que el interés se va a centrar fundamentalmente en la zona baja de la tabla con Estudiantes remontando e implicando en la lucha a Murcia, Orense e incluso Fuenlabrada. La lucha promete ser intensa e interesante y con final dramático sea cual sea el resultado.

Por nuestra parte quedar el domingo para valorar qué ha pasado en el enfrentamiento contra el siempre moderado en las formas Dusko Ivanovic, reforzado lujosamente con Andrés Nocioni y reencontrándonos con Pau, esperando que la Penya muestre la cara positiva de un equipo que ha demostrado ser capaz de jugar bien aunque sea a raciones miserables.

Muy buena semana y a disfrutar de lo que puede ser un partidazo.

Anuncios

6 comentarios

  1. Yo, lo siento, pero no veo este partido como ejemplo de nada. Unicaja es una banda como pocas se han visto en la ACB (peores que nosotros durante la segunda vuelta incluso), que carece de motivación, orgullo y vergüenza. Son una plantilla que está haciendo la cama a vete a saber quién, sin moral ni ganas de jugar. Lo mínimo exigible era una victoria. Los malagueños, actualmente, son incapaces de ganar a nadie.

    • Jordi, nos empeñamos en restar méritos a las victorias de la Penya y aunque estoy de acuerdo contigo en que no podemos sobrevalorar la labor de una plantilla que vuelve a dejarnos fuera de Copa y play off, entiendo que tampoco tenemos que cerrarnos a ver virtudes que tiene el conjunto.
      Ganaron bien a un Unicaja en crisis pero ganaron. Estamos en construcción y va a haber que tener mucha paciencia porque este proceso va a durar tiempo, teniendo en cuenta que cada jugador qeu destaque nos volará rápido y habrá que volver a empezar.

      • Si te fijas en mis comentarios a lo largo del año, este es el primer partido en que valoro mas los demeritos rivales que los meritos propios. Unicaja hace parecer un gran equipo a cualquiera. Antes dije que eran peores que nosotros en la segunda vuelta, se me olvido decir que me referia a la temporada pasada, no esta, en la que el equipo ha hecho una labor más que notable.

        • Es curioso que Aíto marcha dejando cadáveres tras de sí. Cierto es que en Unicaja él también fue víctima de la mala evolución del equipo. Los malagueños han ido incubando la crisis a lo largo del tiempo pese a tener un presupuesto más que notable.
          A ver si los nuestros son capaces de darnos una alegría en los tres partidos que quedan y le ponemos un colofón de lujo a una temporada que no recordaremos. La pena es que cuanto mejor nos salgan las cosas, más rápidos perderemos jugadores.

  2. Oportunidades para aspirar al play off hemos tenido en abundancia. Nos ha condenado ser incapaces de ganar en Murcia, Orense, al Granca en casa y tantos otros en los que podíamos y debíamos hacer algo más, como las prórrogas perdidas y sobre todo la de Alicante. Poco puede alegarse más allá que tenemos lo que nos hemos ganado.
    Cara al próximo curso, habrá que esperar resolviendo esa incógnita de la deuda y de las aspiraciones burgalesas que causan preocupación.
    Si superamos como es de esperar este bache profundo, a replantearse el curso tras las bajas. A ver qué podemos mantener de lo que nos interese, este equipo tiene mucho bueno y a romperse los cuernos buscando un base de verdad y un cinco que nos dé más potencia interior.
    Aunque todo esto es matizable por cada opinante. Las pajiplantillas son un lujo personal e intransferible.
    Ayer jugamos como debíamos , y podíamos, jugar durante toda la temporada. Unicaja está en caída libre pero no deja de ser un equipo duro y en la segunda mitad les superamos bien.
    Quedan tres buenos partidos que deben servir para dignificar la despedida de la temporada.

  3. Me fastidia ver que si fuera de casa hubiéramos jugado algo parecido a como lo hemos hecho en casa en la mayoría de partidos hubiéramos estado en Playoff y me arriesgo a decir que entre el 5-6 y 8 puesto. No creo que Alicante, GBC o Banca Civica sean mejores que nosotros pero si mentalmente más fuertes. Ahí he encontrado a faltar más no sólo de los jugadores sinó también de Maldonado.
    Ahora sí que matemáticamente salvados y no nos engañemos con el Playoff imposible (no ganamos en Vitoria y Madrid ni de coña) toca pensar en el año que viene, y ahí es cuando me entra el pánico;

    1- Porqué nadie sabe nada del tema económico pero los activos del club no se venden y por tanto la deuda sigue ahí.

    2- Porqué el 80% de la plantilla no tiene contrato para el año que viene y los que lo tienen en mi opinión no deberían seguir, excepto Báez y Maldonado. Es más, algunos ya se sabe que no tienen muchas ganas de seguir Jelinek, Todorovic, Williams…Además los cambios de final de partido de ayer sonaron en algun caso a despedida.

    Si lograramos mantener la base del equipo y acertaramos con 2-3 refuerzos creo que podríamos hacer grandes cosas el próximo año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s