EL TREN DEL PLAY OFF NO PARA EN LA ESTACIÓN DE LA PENYA (95-82)

Y nos quedamos otro mes de Mayo huérfanos de baloncesto, con semanas de competición por delante pero desprovista de partidos de la Penya y , por tanto, con una pérdida evidente de interés aunque no se pierda el placer del deporte de la canasta.

Pese al meritorio final de temporada de los de Maldonado, nuestras opciones eran pocas y pasaban obligatoriamente por una victoria en cancha madridista que en ningún momento ha estado al alcance de una Penya inferior e incapaz de frenar el mayor nivel y la marcha de más que tiene el conjunto capitalino. La presión defensiva asfixiante de los de Laso, su dominio interior y abuso en el rebote , el ritmo machacón y acelerado de Llull y Rodriguez y las habituales manos verdinegras encogidas, han resultado en un juego de pilla-pilla en que la Penya ha tenido el papel de perseguidor incapaz de capturar a la liebre que corre delante.

El partido ha tenido como espectador de lujo, ampliamente reseñado en televisión, a Rudy Fernández, en fase de recuperación y siguiendo a su equipo desde la grada. Se ha destacado su posible incorporación , ya plena, a partir de la próxima temporada.

Por la tarde, Alicante se ha encargado de romper cualquier tipo de remordimiento que hubiera quedado de poder ocupar una plaza en la próxima fase. El conjunto alicantino ha derrotado a Fuenlabrada dejando a la Penya a dos victorias y ocupando una doceava posición final que queda lejos de satisfacer al aficionado verdinegro pero que hace justicia a la temporada realizada y debe servir de acicate para encara la próxima con la ambición de dar otro paso adelante que nos devuelva a puestos más acordes al historial y orgullo de nuestro club.

El partido se ha jugado a alto ritmo, con ganas de anotar y con un Joventut que parece haber querido entrar al trapo que le ha planteado el Madrid,jugando a anotar y a acelerar el partido. Importante error porque se ha descuidado una virtud que teníamos en estos partidos finales, en que la defensa yel juego de grupo ha tenido una importancia capital en las victorias conseguidas. El Real Madrid tiene un equipo más potente, más extenso y con un ritmo mucho más acelerado que el nuestro. Jeter ha dado ritmo al juego de la Penya pero el acierto cara al aro no ha acompañado a un equipo que no ha mostrado la tensión que se esperaba teniendo en cuenta la necesidad de ganar.

El final del primer parcial mostraba un espectacular 33-24, con un Jeter muy acertado. Pero en el segundo parcial ha subido la presión defensiva madridista y se ha acentuado el control de las zonas por parte de Tomic, Reyes, Mirotic y Suárez resultando en un parcial de 22-14 y llegar al descanso con un claro 55-38. En este segundo asalto nos ha faltado aportación exterior , muchos errores de tiro, además de ser poco capaces de controlar el rebote defensivo y carecer de segundas opciones en ataque.

El parcial de la segunda parte ha sido favorable a los verdinegros (40-44) pero sin opciones reales al marcador, puro intercambio de canastas , algunas de gran mérito, pero con un ritmo de partido claramente decantado hacia los locales y con más aspecto de ser un choque entre equipos con todo resuelto. Y probablemente así era y mentalmente este Joventut lo tenía demasiado asimilado. Al final 95-82, derecho al escozor en el aficionado verdinegro por una derrota ante un equipo que es un rival especial y la amargura resignada , porque tontos no somos, por ni haber tenido más opciones y haber ajustado algo más el partido.

En este segundo período hemos podido ver acciones de mérito de Norel, Jelinek, Obasohan, Van Lacke y Trias pero esporádicas, poco apoyadas en el juego de equipo y con demasiado juego individual intentando superar una defensa que nos ha hecho pequeño el campo de ataque.

En la estadística comparativa se puede valorar la igualdad existente en el lanzamiento de dos puntos ( 47% con 23/47 para la Penya y 48% con 24/50 para los merengues) y la evidente superioridad local en el triple (5/20 para la Penya y pobre 25% frente a 9/14 y 64% madridista). La Penya no ha podido compensar esa diferencia por el importante déficit comparativo en rebote (44-32) a favor de los de Laso y esa pobre ayuda de nuestra linea exterior resumida en la comparación entre el 4/6 de los triples de Carrol y el 0/6 de nuestro dúo tirador Jelinek-Obasohan.

Ni siquiera el meritorio valor de la dinámica de perdidas-recuperadas ( 0 para la Penya y -8 para el Madrid) nos ha dado opción a tener posibilidad de abordar el marcador.

Como destacado hay que citar a Jeter por su acierto en la primera mitad y el ritmo que ha sido capaz de imprimir en momentos puntuales. 20 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 16 de valoración tienen su peso. También Williams con 14 puntos y 3 rebotes para 15 de valoración y un recuperado Trias, mostrando un carácter desconocido en acciones puntuales para 9 puntos, 2 rebotes y 11 de valoración. Es destacable que nuestros dos jugadores interiores destacados marquen una estadística pobre en rebote rompiendo una valoración al alza en este lance del juego. Clara demostración de lo difícil que el juego madridista ha puesto las cosas bajo los aros.

Y así la Penya ha puesto punto y final a una temporada difícil y plena de obstáculos. Empezamos con problemas de bajas, con la imposibilidad de ajustar la plantilla durante la pretemporada y la incorporación continua de jugadores durante los primeros partidos de la competición. Nos vimos colistas durante una horas en diciembre, generando inquietud y temor ante la dinámica perdedora de un equipo que no encontraba el ritmo. Ganar en campo contrario era una dificultad insalvable y la Copa quedaba como un objetivo imposible. Tras el fin de semana copero pudimos empezar a ver un cambio en el equipo, una mayor capacidad de concentrarse en el juego, se salir a ganar. Rompimos el tabú en Madrid, ganamos partidos que no podíamos perder e incluso disfrutamos ante Bilbao, Unicaja y Cajalaboral. Finalmente doceavos y poco que objetar , a la espera de las noticias que traiga el verano y la confianza de que podamos formar un nuevo equipo capaz de llevarnos hacia arriba.

La noticia del día para la familia del baloncesto nos deja en la propia ciudad madrileña. Estudiantes, el club del Ramiro, ha perdido en su enfrentamiento con Murcia y pierde la categoría. Un histórico con mayúsculas, un club que llena de significado el concepto del baloncesto, pierde su derecho a seguir en ACB a falta de posibles sorpresas de despacho, actualmente tiene más peso el tema económico que el deportivo, y no estará en la parrilla de salida de la próxima temporada, como Valladolid, quitando del calendario dos partidos que eran toda una tradición en las temporadas verdinegras. Ahora mismo no puedo olvidar aquellos años de grandeza de la Penya, aquellos en los que nos veíamos en la finales a cuatro, horas antes del crítico triple de Djorjevic, jugandonos una semifinal contra el equipo estudiantil y pasando a la final con el apoyo de la propia hinchada colegial.

Estudiantes me recuerda mucho a la Penya por razones obvias  aunque siempre hayan tenido una imagen mucho más juvenil y alocada que la seria y tendente a la frialdad de los que habitamos el Olímpico. Se les echará de menos, seguro, aunque me jugaría lo que sea a que esto va a ser un tropezón puntual y no tardaremos en volver a tenerlos entre nosotros.

Se acaban  las crónicas verdinegras por esta temporada, que no del año, esperando que a la vuelta de este larguísimo verano podamos cambiar el tono y color de las mismas hablando de más victorias y mejor juego con reflejo clasificatorio. Que no se pierda la ilusión.

A falta de saber si me tocará en suerte algún otro escrito en este mural verdinegro, hasta pronto y mis mejores deseos a toda la familia verdinegra. Independientemente del lugar en que resida o el idioma que hable. Nos une un sentimiento, una pasión, conceptos que no discriminan entre acentos o pasaportes. Un gran abrazo y gracias por estar ahí.

Anuncios

Una respuesta

  1. El partido fué como la mayoría de los jugados fuera de casa esta temporada, es decir, siempre a remolque con 1 o 2 cuartos de parciales importantes en contra y con poca actitud defensiva, eso sí, sin olvidar la calidad y profundidad de banquillo del rival. Precisamente por esta actitud en la mayoría de partidos fuera de casa no estamos en Playoff. Como siempre también hubo jugadores incapaces de dar un paso adelante y acompañar a Jeter y Williams en la anotación excepto en el último cuarto con todo decidido.
    Vamos a ver cómo se desarrollan las notícias a partir de ahora tanto en el apartado económico, el más importante ahora mismo, como en el deportivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s