A repetir la temporada pasada. Previa MAD-Croc Fuenlabrada – FIATC Mútua Joventut

El destino es a veces caprichoso. La temporada pasada sumamos nuestra primera victoria como visitantes en la cancha española del Partizan, y este año parece bastante propicio para que se repita tal hecho. Fuenlabrada está en un mal momento de forma, y tan solo el peor estado de Lagun Aro les ha permitido sumar una victoria en estos 5 primeros partidos de liga ACB. No somos claros favoritos, pero es casi obligatorio ganar en campos así si queremos asegurarnos una plaza en la zona tranquila de la tabla.

La temporada pasada disfrutamos de la victoria en Can Taroja

Como ya he comentado, Fuenlabrada está pasando por un muy mal momento de forma. Tan solo el hecho de que haya 4 equipos en aún peor forma que ellos los aleja de la zona más baja de la clasificación. Tan solo han logrado una victoria este año, frente a un Lagun Aro en caída libre y, aparentemente, sin frenos. En los dos partidos jugados en casa hasta el momento han caído con contundencia frente Unicaja y con algo más de honra contra Obradoiro. Y eso que el equipo, a priori, no tiene malos mimbres. Su gran pilar es un Leo Mainoldi que ha crecido enormemente como jugador. Ha pasado de ser un buen complemento interior a un jugador referente de equipo de mitad de tabla. Anota, rebotea y defiende. A Leo lo han rodeado de una tripleta exterior anotadora para oxigenar la zona. Gladyr es el tirador, Feldeine (al que algunos querían vestido de verdinegro en verano) el anotador físico y Colom como director. Es cierto que la calidad del banquillo es discutible, pero esos 4 jugadores deberían ser suficientes para obtener mejores resultados que los vistos hasta ahora, pero de momento Fisac no parece acabar de dar la tecla. Los madrileños podrán contar con la plantilla al completo.

MAD-Croc Fuenlabrada. Sus peligros.

– Leo Mainoldi. El argentino se ha convertido en el pilar del equipo. Es el amo y señor de la zona naranja. Roza los 30 minutos y, si jugamos como debemos, no debería bajar de ese minutaje en pista, lo que, como claro referente, lo hace un objetivo claro de desgaste de nuestra defensa y ataque. Sus porcentajes no son especialmente buenos, pero anota con facilidad, y lo que es peor, obliga a que la defensa no deje muchos espacios en la zona para tenerlo cubierto y a la vez evitar que los esfuerzos rivales se centren en la tripleta exterior, lo que nos lleva a…

– Tripleta exterior. Colom-Feldeine-Gladyr. Un trío polivalente con un rol determinado y muy marcado para cada uno. Gladyr es el tirador unidimensional. No genera juego, no tiene manejo de balón para irse del defensor, no defiende un pimiento… pero como tira el tío. Tiene una de las mejores manos de la liga. Cierto que es irregular, pero cuando entra en racha es imparable, lo que obliga a tener un marcador encima siempre. James Feldeine es el anotador todoterreno. Tira, penetra y mueve medianamente el balón y no defiende con la mirada (bueno, no mucho). El tercer miembro es un Quino Colom que, para mi gusto, es uno de los jugadores más infravalorados de la liga. Un base completo en todos los aspectos, sin ser excelente en ningún campo, pero que llega al notable en todas. Un Albert Oliver en joven, vamos. Si funcionan, le dejan espacio a Mainoldi y viceversa.

¿Qué debe hacer el Joventut?

El plan del equipo es, a priori, bastante sencillo. Anular a Colom. Es cierto, la estrella es Mainoldi. Es cierto que Feldeine y Gladyr tienen mayor potencial ofensivo. Todo muy cierto. Pero si no les llegan balones, todo ese potencial se queda en agua de borrajas. Si se frena la circulación de balón del andorrano y no se le deja pensar ni dirigir, los madrileños van a correr como pollos sin cabeza, con Gladyr plantado en una esquina esperando que le llegue algún balón para tirarlo a las 4 micronésimas de que lo reciba, Feldeine haciendo la guerra por su parte y Mainoldi arañando todos los posibles rebotes para buscar las segundas oportunidades. Lo que nos lleva al segundo punto clave. Si se frena a Quino y obligamos a que tiren sin cabeza, el rebote debe ser fuerte y cerrarse fuertemente sobre Mainoldi en el que es su punto fuerte. Mainoldi debe estar controlado en todo momento cuando el balón vuela hacia el aro, ya que tardará 2 segundos en colocarse bajo canasta, saltar a por el balón y anotar. Nuestro cuarteto interior deberá partirse la cara y dominar el rebote.
En ataque, a seguir como en los partidos en casa hasta ahora. Buscar el triple, balones sencillos para dentro para Gaffney, que Llovet saque su tirito de 5 metros, Kuzmic aprovechando su altura y Oliver mandando.
Un plan de preparación, a priori, sencilla, pero de puesta en práctica más complicada.

Las claves.

– Ahogar a Colom.

– Cerrar el rebote y minimizar el movimiento de Mainoldi.

– Imponer el ritmo de Oliver.

– Que a Ehambe le sigan entrando los triples.

Anuncios

3 comentarios

  1. Mosses estará a tope después de pasar por el blog.

    • Yo siempre he dividido a los tiradores en dos grupos, los técnicos y los que van por rachas. Gladyr es técnico. Salto, postura del cuerpo, movimiento de mano, tempo de lanzamiento…
      Moses en cambio es un tirador que tiene una postura poco ortodoxa y técnicamente no es un ejemplo a seguir, pero cuando entra en racha la entra todo tire como tire.

      Yo siempre he temido más a los segundos.

      • la primera jugada hay que dejársela a ehambe, si el entra el primer triple dpm!, si no, estamos jdidos. força penya!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s