VICTORIA CLAVE CONTRA VALLADOLID (83-73)

Victoria imprescindible contra Valladolid en un partido igualado, arriesgado, luchado de principio a fin entre dos equipos con problemas y con un Joventut justo vencedor en base a los méritos ofrecidos en el global de los cuarenta minutos. Los nuestros han llevado la iniciativa casi desde el inicio pese a ser incapaces de separar a un remodelado rival que ha dominado la zona interior pero ha fracasado desde la aportación exterior.

Los verdinegros han encontrado una dificultad añadida en la lesión de Nacho LLovet, mediado el primer cuarto, agravando la baja de Báez pero han encontrado soluciones en un recuperado Jordi Trias y en un soprendente Marko Todorovic que ha dominado gran parte de un tercer cuarto clave . El montenegrino está en esa fase en que se duda de su madurez para estar en el primer equipo mientras consigue estadísticas sorprendentes en su Liga. Hoy 8 puntos, 4/4 en tiros de dos, 3 rebotes y 13 de valoración en una aparición destacable.

La victoria  número 12 aporta la necesaria tranquilidad para abordar el tramo final de temporada en condiciones de disfrutar sin apuros e intentar conseguir la mejor clasificación posible. La Penya está en una temporada de transición, una más, y es remarcable que podamos salvarla sin apuros pero exigiendo trabajar cada minuto al máximo y no caer en el error de bajar los brazos como hemos visto en demasiadas ocasiones. Nos quedan partidos extraordinarios por delante y queremos una Penya digna que aspire a jugar como ha demostrado en momentos puntuales y que no deje de tener opciones a ganar en todos los partidos.

La Penya salía con Obasohan en una de sus rachas anotadoras pero sin abuso en el tiro exterior y buscando posiciones de acierta cómodas . Sus puntos eran compensados por un inmenso Borchardt y Valladolid ponía el miedo en el cuerpo de la afición verdinegra ( 7-13). El acierto del nigeriano desde el tiro libre y la entrada de la segunda línea, con Norel y Jelinek muy activos, eran argumentos suficientes para dar la vuelta al marcador hasta el 19-16 del final del primer cuarto. Mejor juego de conjunto de los de Maldonado y preocupación por la retirada de Llovet con evidentes gestos de dolor en un tobillo.

En el segundo cuarto aparece Trias, favorecido por la baja de Báez, y la ” gent de casa” , Norel y Jelinek muy activos en los minutos iniciales. El 23-18 resulta un espejismo por el dominio reboteador de Songaila y Sonseca (27-27).

La Penya paga la precipitación y el abuso en el triple con Barton especialmente desacertado ( 0/4). Volvemos a tirar del juego de Obasohan y de Albert Oliver pero damos un paso adelante y otro atrás sin conseguir despegar a un correoso Valledolid que hace buenas las estadísticas de triples de la Penya con una total incapacidad para anotar desde 6.75. El cuarto acaba con el primer aporte anotador de un desacertado Jeter para el 36-35 final.

Tras el descanso encontramos la sorpresa táctica de Todorovic, impactante por su desparpajo y su acierto en un partido muy importante y tensionado. Tras jugar el día anterior, 25 puntos y 12 rebotes, el montenegrino se ha movido a su antojo en ataque y ha luchado activamente al rebote , dos capturas ofensivas, siendo clave en el devenir verdinegro en un cuarto en que Borchardt nos ha puesto las cosas muy difíciles y se ha seguido la tónica general con tirones de la Penya ( 51-46) que se convertían en igualadas pucelanas(53-53) gracias a malas decisiones atacantes, con un exceso de individualismo de Jeter, y a las dificultades defensivas ante el citado Borchardt y Songaila.

Un triple final de Jelinek deja el parcial en 56-53 y las espadas en todo lo alto. En el cuarto final se mantuvo la igualdad y la lucha, encontrando Barton el camino del aro y supliendo el grupo la carencia de inspiración individual. Aún y así el marcador se igualaba a un minuto y medio del final con canasta de Robinson (73-71). No fallábamos desde el tiro libre y la victoria se quedaba en el Olímpico. Final 83-73

Estadisticamente destaca la comparativa de tiro entre el equilibrio verdinegro (44% en dos puntos y 35% en triples) y la grave diferencia de un equipo pucelano que aprovechó muy bien la superioridad física de sus interiores ( 61% en dos puntos) pero navegó en la aportación lejana ( 6% en triples). De nada sirvió la superioridad reboteadora visitante (30-37) ante la mayor aportación de conjunto en los de badalona tanto en la distribución reseñada de los tiros como en asistencias y en balones recuperados-perdidos ( -4 frente a -9).

Si hablamos de destacados merece la pena hablar de la Penya en su conjunto. Como otras tantas veces esta temporada, somos un equipo que triunfa o se hunde en bloque. Con contadas excepciones, no hemos tenido un jugador estelar que lidere el equipo, más bien hemos ido alternando entre grandes partidos de Tay, destellos fugaces de Jeter y Obasohan, algún partido bueno de Jelinek o grandes actuaciones de Oliver o Van Lacke. Ayer triunfamos en grupo aunque podríamos hacer una mención especial nuevamente de Marko Todorovic, por lo que tiene de esperanzador, de futuro optimista. Minutos mágicos para el jugador que puede representar la esperanza de un resurgir verdinegro junto al resto de jugadores de una casa inagotable. También a Jordi Trias, jugador que no debe estar pasando un gran momento pero que parece resurgir en las últimas semanas con actuaciones más acordes a lo que el común de los mortalea aficionados esperaba de este jugador.

Y por qué no, citar a Obasohan, irregular como de costumbre pero aportando más allá de lo que es contable y David Jelinek ,explorando alternativas al tiro de tres con acierto y calidad. Ese es el camino.

Poco queda a decir más que destacar que las matemáticas son tozudas pero la permanencia de la Penya es prácticamente un hecho. Cuesta creer que estemos valorando este fin en un club con nuestra historia y estando a dos victorias de los play off pero la temporada está siendo muy dura y ha habido momentos en que el pesimismo ha tenido una base muy sólida. A falta de un partido que Estudiantes tiene aplazado frente a otro club en crisis, Fuenlabrada, parece que los de Poch y los pucelanos están siendo los seleccionados por la ACB para el calvario del descenso. Queda mucha tela que cortar y cualquier opción es posible pero la dureza de esta liga se refleja en la calidad de los equipos implicados en la parte final de la tabla y en las reacciones tan humanas como la de Fisac ayer intentando espolear a sus jugadores al haberse quedado plantados en 10 victorias y con un calendario difícil por delante.

Nosotros tenemos la oportunidad de ponerle un bonito final a la temporada jugándonos siete partidos finales contra rivales acomodados en la clasificación e incluso aspirantes al título final de Liga. Momento para sacar lo mejor de esta Penya y luchar hasta el último segundo por engancharse a esos play off tan esquivos  empezando por la Fonteta y el Valencia el próximo fin de semana.

Hasta entonces, muy feliz semana.

Anuncios

6 comentarios

  1. Es indudable que el desacierto pucelano en triples fue determinante pero son lances del juego y hay que meterlos, no podemos estar pendientes de que ganamos gracias a ello porque son condicionales y casi un cuento de la lechera.
    Lo cierto es que nos posicionamos muy bien para acabar sin problemas y cerca de play off pese a la discreta temporada realizada. Quedan siete partidos duros que pueden ser muy difíciles pero que hay que abordar con la cabeza alta y dispuestos a dar guerra. Unicaja, Alicante y CAI deben ser objetivos claros en casa y fuera hay que buscar recompensa y buen juego.Valencia o Cajalaboral son palabras mayores pero tampoco están en un momento extraordinario.
    Yo creo que tanto el equipo como los aficionados nos merecemos un final de temporada digno y hay que trabajar para ello.

    • Por si acaso deberíamos asegurar uno o dos partidos más lo antes posible. Si Estudiantes gana hoy a Fuenlabrada va a ir hacia arriba, con lo que la segunda plaza de descenso no la veo muy clara.

      • Estudiantes se hunde poco a poco.Cinco victorias menos que la penya, el average perdido y a falta de siete partidos…..
        Los del Ramiro tienen que sacar el genio, la llegada de Poch les ha hecho mucho bien pero el partido perdido en los segundos finales contra Bilbao les ha hecho mucho daño.

        • Vamos a ver qué pasa porqué aunque parece que las dos plazas están claras un para de victorias seguidas de Valladolid y Estudiantes podrían cambiar la tendencia, si eso ocurre en las próximas dos jornadas, asumiendo que en Valencia perderemos y claramente, el partido del CAI se debería de asegurar y este sí que sería prácticamente la confirmación matemática. No creo que el equipo este para muchas más cosas que taratar de ganar los tres partidos que quedan en casa que no va a ser fácil.

  2. Efectivamente Jordi, si Valladolid hubiera tenido un porcentaje en triples algo mejor no ganamos el partido. Borchardt hizo lo que quiso durante todo el partido, al igual que Songaila que nos ayudó en los instantes finales con dos pérdidas consecutivas. Fuimos muy blandos en el juego interior, especialmente Norel que ya no es noticia, y cuando juega con pivots más grandes se observan las limitaciones de Williams. Aunque Trias aportó algo en ataque, en defensa Songaila se manejó a su antojo, y mientras Llovet jugó Borchardt se paseó. Menos mal de la aportación de Todorovic en el 3er cuarto. Si el mejor pivot del partido fué un chaval de 19 años que tenía los primeros minutos de la temporada ya lo dice todo…Por lo demás mejora de Jelinek, bien Obasohan en el primer cuarto para desaparecer después, preocupante el desacierto de Barton en el tiro exterior y de nuevo Van Lacke aportando experiencia en los instantes finales. Aunque se habla de salvación virtual hasta que no sea matemática yo no me fio.

  3. Disfruté como el que más de la victoria, pero no puede ser que este Borchardt y este Songaila nos hagan los hijos que nos hicieron. Cualquier equipo con cierto nivel en el perímetro, ayer nos gana y de manera sobrada.
    Joder, es que si un equipo con un 6% en triples, que permite cerrar un poco más la zona, nos machaca como quiere por dentro, es que algo falla.
    Es cierto que la salvación casi está consumada, pero una victoria más no estaría de sobra. Ahora, a seguir luchando y peleando los partidos.

    Y una vez más se demuestra que cuando Jeter se limita únicamente a un papel de revolucionador y microhondas, y la manija la lleva quien la lleva, el equipo gana muchos enteros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s